Davidovich: "Estoy mejorando mucho cada día"

El español reflexiona sobre su tendencia al alza tras ganar a Khachanov en París y alerta de la importancia que tuvo un partido reciente que perdió.

Alejandro Davidovich, progresión en Rolex París Masters 2020. Foto: gettyimages
Alejandro Davidovich, progresión en Rolex París Masters 2020. Foto: gettyimages

Hay sensaciones que son difícilmente explicables con palabras y que se erigen en determinantes en el tenis, esos intangibles que conducen a un jugador a explorar sus límites y vivir un estado de confianza plena. Es el caso de Alejandro Davidovich en estos momentos, consciente de que todo tropiezo doloroso, como el sufrido ante Schwartzman en Colonia, forma parte de un apasionante proceso de madurez como jugador que debería llevarle al lugar de privilegio al que apunta su enorme potencial. El malagueño ha mejorado ostensiblemente su plan de juego e inteligencia en pista, valiéndose de la ayuda de un psicólogo deportivo y de una mentorización suprema por parte de Jorge Aguirre, su entrenador. Recoge sus frutos en este tramo de temporada al que quiere poner la guinda en el Rolex París Masters 2020.

- Primer triunfo en un Masters 1000 y segundo ante un top-20. Cuando se observa el perfil ATP del español salta a la vista que registra ya más victorias que derrotas, en algo muy destacable para un hombre de 21 años y con claro margen de mejora. Varios saltos cualitativos está dando en un 2020 donde ha sido capaz de ser competitivo en semanas sucesivas, como en Colonia, meterse en octavos de final del US Open y pasar fases previas de torneos importantes. Ganar a Karen Khachanov en París, ganador del torneo en 2018, es prueba irrefutable de su nivel. "Cada día me siento mejor, estoy mejorando en todos los partidos y jugando con una gran confianza, estoy muy feliz", destacó.

- Consecuencias de la dorosa derrota ante Schwartzman en Colonia. Ir 6-2 5-2 arriba con el argentino y con bola de partido para experimentar después una desconexión como la que sufrió, podría haber sido motivo de desasosiego para Alejandro, pero su forma de jugar en este torneo transmite que se puede erigir en un acicate ese partido. "Estuve dos días bastante tocado, metido en casa y sin hablar con nadie. Me dolió muchísimo, pero considero que de esas derrotas es de las que más se aprende. He entendido cómo debo jugar en esos momentos y que los nervios no vuelvan a dominarme", aseguró el malagueño, que podría terminar el año en el top-50 del ranking ATP.

- Cambios en su patrón de juego. La esencia de Alejandro es la de un jugador impredecible al que su enorme talento le avala para hacer cambios de ritmo insospechados, pero eso no tiene por qué conducirle a ser un tenista irregular. Es en lo que parece haber incidido su equipo en los últimos tiempos, ya que se le ve muy consistentes de fondo de pista, tocando buenas decisiones y haciando una selección de golpes mucho más razonada, sin renunciar a su esencia. "Estoy jugando muy bien desde el fondo de pista, con solidez. Cuando me muevo rápido puedo imprimir mi estilo y voy progresando cada día", sentenció un Alejandro Davidovich cuyo siguiente rival en el Rolex París Masters 2020 será el francés Benjamin Bonzi. "Los franceses se crecen aquí, sé cómo juega porque le vi en Roland Garros", dijo.

Comentarios recientes