Djokovic firma el peor resultado de su carrera en un partido a tres sets

La última derrota de Novak Djokovic ante Lorenzo Sonego en el ATP 500 de Viena resulta muy difícil de contextualizar. El número uno del mundo se mostró muy vacío tanto a nivel físico como mental, incapaz de igualar la explosividad y los golpes potentes del jugador italiano. Eso sí, el resultado habla por sí mismo: un 6-2 y 6-1 que pasará a la historia por ser el peor resultado de la carrera del serbio en un partido a tres sets. Nunca antes había finalizado un partido de esta categoría cediendo menos de cuatro juegos, algo que solo le ocurrió en su debut en Grand Slams ante Marat Safin (Open de Australia 2005).

Comentarios recientes