Zverev: “De niño siempre admiré a Federer, encarnaba todo lo que quería ser”

El alemán reveló algunos detalles de su vida personal en su última entrevista con la revista GALA. “Como jugador, trabajo cada día para superar la derrota”.

Roger Federer y Alexander Zverev durante una exhibición. Fuente: Getty
Roger Federer y Alexander Zverev durante una exhibición. Fuente: Getty

Alexander Zverev no podría imaginarse que la temporada 2020 terminaría siendo tan buena para él, ni siquiera antes de la pandemia. El alemán muestra un balance de 25-9 hasta el momento, encadenando dos títulos en casa de manera consecutiva y habiendo firmado semifinales en Melbourne y final en Nueva York. Un paso adelante a lo largo de un calendario donde no también pasó por momentos malos. En una entrevista con la revista GALA, el germano habla de todo un poco, incluso de quiénes fueron sus ídolos desde pequeño.

- Alemania, su hogar

“Alemania siempre será mi hogar, son mis orígenes, todo esto es muy importante para mí. Yo crecí en Hamburgo y, siempre que tengo la oportunidad, vuelvo a casa para jugar los torneos que haya. A menudo me critican por no pasar tanto tiempo en Alemania, pero todo lo que puedo hacer durante el calendario es disputar los torneos que se celebran en nuestro país, además de representar a mi país en los Juegos Olímpicos, la ATP Cup y la Copa Davis”.

- 2020, una temporada positiva

“Creo que es difícil destacar un solo momento de esta temporada. Invertí mucho tiempo y energía para llegar a semifinales de un Grand Slam. La presión fue grande, así que es genial que el trabajo duro finalmente haya dado sus frutos con grandes resultados como los de Melbourne y Nueva York. También tuve muchos momentos complicados en mi carrera como jugador, aunque sé que todavía vendrán más. Por eso significa más todavía haber estado presente en la final del último Grand Slam”.

- Distancia con sus padres debido a la pandemia

“Ha sido realmente difícil, ya que estoy acostumbrado a que siempre estén conmigo en todos los torneos. He tenido que hacer muchas cosas solo estos últimos meses, me he vuelto un poquito más independiente, pero estoy feliz de que todos hayan podido estar en Colonia. Para mí el hogar es mi familia, aunque en esta vida hay que aprender a sentirte en casa en todas partes. A menudo tengo el privilegio de llevar conmigo a mis padres o a mis amigos, solemos tener nuestra propia rutina, nuestros restaurantes típicos, todo eso”.

- Relación profesional con su padre

“No creo que nuestra relación haya cambiado, él siempre estará involucrado en el proyecto de alguna manera, ya sea en mis entrenamientos o en otra parcela. Él fue la primera persona que me puso una raqueta en las manos y empezó a viajar por todo el mundo conmigo, pasó innumerables horas en la pista a mi lado para llevarme al lugar donde estoy ahora. Nunca olvidaré eso. Es cierto que a veces llegas a un punto donde necesitas escuchar una nueva voz, pero eso no significa que la otra voz deje de estar ahí”.

- La clave para no perder la cabeza

“Mi familia, mi equipo y mis perros me ayudan a mantener los pies en la tierra. Cuando no juego al tenis, tengo una vida bastante normal, disfruto de las cenas familiares, paso tiempo con mi sobrino y disfruto de otros deportes como la Fórmula Uno, el baloncesto o el fútbol. Intento no leer cosas sobre mí, ya sean positivas o negativas. Soy el primero en admitir que he tomado algunas malas decisiones en mi carrera, ya sea con mi equipo, relaciones o ciertas evaluaciones, pero todos cometemos errores. Seguiré creciendo con ellos en el futuro y así aprender del pasado”.

- Una asignatura pendiente

“Honestamente, todavía estoy trabajando en cómo superar la derrota, es algo que me cuesta. Tiendo siempre a enfadarme y a explotar mis emociones. Como jugador, trabajo cada día para superar la derrota, sé que al final de cada semana solamente hay un jugador que se va a casa como ganador, por eso tengo que enfocar mi espíritu competitivo en energía positiva para crecer con él”.

- Un espejo donde mirarse

“Los modelos a seguir pueden ser un concepto equivocado, ya que siempre he tratado de escribir mi propio camino, pero de niño siempre admiré a Roger Federer. Él era mi ídolo, encarnaba todo lo que quería ser. También me gustaban Dirk Nowitzki y Dwayne Wade, eran iconos del baloncesto mientras crecía. Fueron increíbles, simplemente imparables”.

Comentarios recientes