Todo lo que hace o dice Novak Djokovic, molesta

La última de los detractores del tenista serbio: criticarle por expresar que quiere ser el mejor de todos los tiempos. ¿Por qué siempre se ataca a Nole?

Todo lo que hace o dice Novak Djokovic, molesta. Opinión. Foto: Getty
Todo lo que hace o dice Novak Djokovic, molesta. Opinión. Foto: Getty

Que a todo lo que dice Novak Djokovic se le busca siempre los tres pies, es algo que todos sabemos pero me resulta curioso que haya gente que se ofenda (hoy en día parece que todo lo que se dice siempre ofenderá a alguien) porque el serbio exprese de forma clara que quiere ser el mejor de la historia. Es como si Nole tuviera prohibido querer superar a Roger Federer y Rafael Nadal. Ayer, unas palabras de Djokovic a la prensa en Belgrado volvieron a ponerle en el centro de la diana para muchos.

“Hay gente a la que parece molestarle que desvele claramente mis ambiciones, pero no me educaron para fingir. Hay personas a las que les gusta hacerlo, pero yo no soy así y lo digo claramente, mi objetivo es ser el mejor de la historia y estoy trabajando para conseguirlo”, expresó ayer el tenista serbio, de forma sincera. Si algo se le puede dar a Novak es el hecho de que siempre ha verbalizado lo que piensa y nunca se esconde. Quiere ser el mejor. Va a por ello y avisa a todos los implicados. ¿Qué problema hay en eso?

Muchos aficionados (imagino que de Rafa y de Roger) aprovecharon estas palabras para cargar contra él. Todo venía en relación a unas declaraciones anteriores, realizadas la semana pasada donde Novak Djokovic ponía de manifiesto que su intención en Viena es la de sumar puntos que le aseguren el número 1 a final de este año y que le permitirían ir algo más tranquilo al Open de Australia 2021. El objetivo: alcanzar en marzo el récord total de semanas como número 1 que posee actualmente Roger Federer.

Deberíamos aplaudir que una figura como la suya sea capaz de traspasar la línea marcada de lo “políticamente correcto” y decir algo diferente a “yo no me fijo en lo que hacen los demás, estoy contento con mi carrera”. Que nadie se equivoque, Roger, Rafa y Nole, los tres quieren ser el GOAT (aunque alguno eche balones fuera cuando le preguntan por ello) y por supuesto que se fijan en lo que hacen los otros y siguen dejándose todo para terminar con más récords que sus rivales del Big 3.

Lo del amor por el deporte está muy bonito y es cierto, porque si no sintieran amor y pasión por el tenis sería difícil que a su edad siguieran jugando a un deporte en el que ya lo ganaron todo y les sería muy difícil encontrar la motivación, pero si siguen jugando es porque quieren ser los mejores de la historia. Están luchando por la gloria y no hay que esconderlo. No hay ningún problema en decir que no o querer ocultarlo.

Está claro que en esta batalla de tres, dos quedarán atrás y uno se llevará todos los honores pero diría que hemos llegado a un punto en esta batalla donde quizá la derrota no pueda llegar a existir. ¿Cómo podría alguien sentirse derrotado teniendo los números que tienen cualquiera de los tres? Si se retirasen mañana, seguirían teniendo una carrera de la que muchos soñarían tener solo el 10%.

¿En serio critican que Novak Djokovic diga que quiere ser el mejor?

Y en este mundo que estamos creando, donde todos se ofenden por lo que dices (este artículo también hará que alguien se ofenda, seguro), estaría bien que la gente premiara más la ambición de alguien para ser mejor en lugar de criticar su deseo de querer serlo. Yo no quiero una sociedad que castigue el tener sueños. Porque si ya estamos lo suficientemente jodidos, si además nos quitan también el poder soñar yo ya me bajo en la siguiente parada. Y todo esto me hace recordar una maravillosa frase de la película ‘En búsqueda de la felicidad’ y que veo perfecta para cerrar todo esto. “No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ver a por ello y punto”. Pues eso.

Comentarios recientes