España, vista por Rafael Nadal

El jugador español rescata las virtudes de España, así como las preocupaciones que tiene sobre su país a nivel político y social.

Rafael Nadal. Foto: Getty
Rafael Nadal. Foto: Getty

Como casi todos los grandes deportistas del mundo actual, sobre todo en los últimos veinte años donde se han convertido en marcas globales casi obligadas a tener una posición de cara a los temas universales que preocupan en la actualidad -por ejemplo, la Responsabilidad Social Corporativa-, deben preocuparse por las cosas que son comunes a todo el mundo, aunque ellos no lo vivan tanto en primera persona: economía, medioambiente, política. Temas con los que el deportista, bien asesorado, gana credibilidad, empatía y fortaleza. En nuestros días, el que ya siendo marca propia no se posiciona y comparte sus valores, crea más ambigüedad.

Rafa Nadal, uno de los deportistas más influyentes y queridos del mundo, suele descolgarse en alguna entrevista, o directamente con entrevistas específicas, para dar su opinión sobre lo que le rodea fuera del tenis. Con el debido cuidado para no traspasar la línea entre la opinión y el argumento con la polémica o el arrebato, el español se sentó con 'El Periódico' para valorar esos otros temas que le preocupan, y de los que se ocupa en algunos casos.

"No sé si es tanto así, lo que sí sé es que tendemos a crear más crispación que nadie. Está claro que la circunstancia actual no ayuda, pues es muy difícil y compleja para todo el mundo; desagradable, triste, que nos ha cambiado la vida de manera muy negativa, espero que regresemos cuanto antes a un escenario más alegre y feliz. Yo creo que somos un país fantástico y que somos muy agradables, sociables y educados. Fíjate, tú te subes a un ascensor en otros países del mundo, no diré cuales, ni nombres, tampoco es necesario, y saludas o das los buenos días y nadie te contesta de vuelta!. Aquí, en España, en cualquier parte de España, eso no pasa. Somos, lo digo con conocimiento, unos afortunados."

Nadal, aunque viaja, suele estar pendiente de lo que pasa a nivel comunicativo en los medios de comunicación y el papel de los políticos en tener la voluntad de llegar a acuerdos y mantener un ambiente más calmado que crispado. Aquí, Nadal sí cree que España está demasiado acalorada. Y eso se traslada a la población. "Pero, por otro lado, y no lo digo como crítica, más como observación, de verdad, pienso que la televisión se está polarizando y extremando, y los políticos están continuamente dividiendo. Y eso, de alguna forma, a la gente, con tanta disputa y crispación, con tan poco diálogo, entendimiento y acuerdos... nos dividen, y es una verdadera pena."

Uno de los motores del Nadal más comprometido con su entorno más cercano tiene que ver con su Fundación. A través del deporte, el número 2 del mundo se propuso tratar de ayudar y crear ambientes positivos y centrados en el deporte y la comunidad. "Nosotros buscamos rodearles de un clima positivo y el deporte es, por ese lado, un gran camino para lograrlo. Yo creo que el deporte es el mejor aliado de la educación, pues sus valores son el sacrificio, el esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad, el respeto, la complicidad, la obediencia a los maestros, profesores y entrenadores, que ayuden a que esos niños tengan una buena educación. Mientras pueda voy a ir en esa dirección, porque si no lo hiciera sería bastante injusto. Además, la Fundación será parte de mi futuro, de la vida que tenga cuando me retire del circuito."

Comentarios recientes