Djokovic: "Hay gente a la que le puede molestar mi ambición, pero quiero ser el mejor de la historia"

El serbio reconoce su motivación por seguir ganando, habla de su descalificación en Nueva York y desvela sus metas y calendario de cara a los próximos meses.

Novak Djokovic, anhelo de ser mejor de la historia. Foto: gettyimages
Novak Djokovic, anhelo de ser mejor de la historia. Foto: gettyimages

Honesto, claro y directo. Así es Novak Djokovic y así volvió a mostrarse en una entrevista concedida al medio serbio Sportklub, después de una sesión de entrenamiento en pista indoor. El actual número 1 del mundo se afana por llegar en la mejor forma posible a los dos últimos torneos de la temporada y no desaprovechó la oportunidad de abordar asuntos de candente actualidad, en una charla que merece la pena ser analizado concienzudamente. Y es que Novak continúa haciendo gala de una competitividad notable, que solo unos pocos privilegiados poseen y que se erige en su motor para luchar contra las adversidades y procurar alcanzar su objetivo supremo: ser el mejor de la historia.

- Valoración de burbujas sanitarias en torneos disputados y expectativas en Viena

"Está claro que todos los torneos se han esforzado al máximo y no podemos culpar excesivamente a los organizadores por los errores que tuvieron. Es cierto que en Nueva York hubo muchos jugadores perjudicados al dar positivo en un control y demostrarse luego que era falso. Todo el mundo está haciendo un gran esfuerzo por sacar adelante el circuito y los protocolos funcionan, salvo en el caso de Sam Querrey", declaró el balcánico.

"He podido hablar con él y creo que llegarán a una solución de su caso", sentenció. Respecto a sus metas en el ATP 500 Viena 2020, donde si llega a cuartos de final se aseguraría cerrar la temporada como número 1 del mundo, el serbio se mostró claro. "Voy a todos los torneos con la máxima ambición. Tengo muchas ganas de jugar allí porque no lo hago desde 2007, ojalá hubiera público en las gradas porque siempre me he sentido muy querido allí", aseguró.

- Posibilidad de suprimir los jueces de línea en el tenis

"Recibí muchas críticas hace un tiempo cuando dije que quizá deberíamos contemplar la posibilidad de no tener jueces de línea. Esa opinión no tiene nada que ver con el hecho de que me descalificaran en Nueva York, pienso eso desde hace años. No soy una persona especialmente devota de la tecnología y que no pueda vivir sin ella, pero en este caso considero que sería un avance utilizar en detrimento de los jueces porque podemos ser más precisos y eficientes", comentó antes de abordar la contrapartida que tendría esto. "Se podría buscar otro rol en la organización de los torneos a las personas que ejercen como tal porque creo que, en este caso concreto, la tecnología es mucho mejor", declaró.

- Sensaciones tras la final de Roland Garros contra Rafael Nadal

Cuestionado por su balance competitivo en lo que va de 2020, el serbio reconoció la supremacía de Nadal en París. "Lamento un poco no haber podido ganar, al menos uno de los dos Grand Slam. La situación desafortunada en Nueva York y el hecho de encontrarme con un rival que fue superior en Roland Garros, impidieron que lo hiciera, pero he ganado torneos y, a nivel tenístico, solo he perdido un partido esta temporada. "Duda un poco entre comparar este 2020 con las campañas de 2011 y 2015. Realmente siento que mi nivel de juego ha sido casi tan alto como en aquellos años. Los resultados no me agobian tanto como al inicio de mi carrera".

- Cómo enfoca la presión, qué objetivos tiene y sombra de la retirada

Algunas personas consideran que el serbio se extralimita a la hora de desvelar sus anhelos competitivos, algo que parece tener poco sentido ya que ese tipo de actitud es necesaria en un campeón. Así lo defiende Djokovic, hablando más claro que nunca sobre su gran meta. "La presión es algo inherente a mi vida profesional como deportista de élite. Todos aceptamos que la vamos a tener y debemos trabajar para que nos sirva de combustible y no como algo que nos frene y condicione negativamente. "Hay gente a la que puede molestarle que desvele claramente mi gran ambición, pero me educaron para ser honesto. Hay personas a las que les gusta fingir, lo respeto. Pero yo soy así y digo claramente que mi objetivo es ser el mejor de la historia y que estoy trabajando para conseguirlo", aseveró con rotundidad.

En cuanto a su continuidad en el tenis profesional, Novak Djokovic tranquilizó a todos los aficionados y volvió a reflexionar sobre el concepto de presión. "Podría poner punto y final a mi carrera mañana mismo y estaría satisfecho con todo lo que he conseguido, pero sigo disfrutando de la competición y me hace feliz tener una raqueta en las manos. Mientras eso sea así, seguirá jugando. Pero cuando estoy en el circuito tengo que tener grandes metas, ambición máxima, sentirme motivado, en definitiva, lo cual no tiene que ver con la presión", comentó el serbio en una exquisita entrevista.

Comentarios recientes