Tomeu Salva: "Sentí una envidia sana por Rafa que me hizo ser impaciente y rendirme"

Tomeu Salvà es una de las figuras más importantes en la formación tenística y personal de Rafael Nadal. Amigos desde la infancia y rivales en las pistas durante su niñez y adolescencia, la carrera de uno despegó mientras que la del otro acabó extinguiéndose mucho antes de lo previsto. Ahora, Tomeu forma parte de la Rafa Nadal Academy y acompaña como entrenador a Jaume Munar. En ese rol atendió a bolamarela. "A los jugadores de hoy en día les gustan muchos los cambios, pero soy de los que piensan que un tenista debe confiar en los que le rodean, en los buenos y en los malos momentos. Rafa opina así", señala antes de reflexionar sobre su relación con el número 2 del ranking ATP.

"Crecimos juntos, somos muy amigos, como hermanos. Llegamos a ser 1 y 2 de España y campeones mundiales en juveniles. Yo me fui a Barcelona y él se quedó en Mallorca, a los 14 años. Dejé de jugar con 21 porque no podía soportar la presión. Fue muy duro para mí ver que Rafa había evolucionado y yo no podía seguir su ritmo. Sentí una envidia saludable, pero eso terminó haciéndome impaciente y rindiéndome. Rafa me ofreció viajar con él y jugar dobles, pero eso no es lo que yo quería", señala un hombre que desvela lo que veía en su amigo cuando eran niños. "Era evidente que tenía mucho talento y sería muy bueno, pero nadie podría haber imaginado los logros que ha alcanzado", comenta.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes