La celebración del Open de Australia 2021 se ve seriamente amenazada

Las drásticas medidas restrictivas del gobierno australiano dificultan sobremanera el devenir del torneo y Craig Tiley reclama soluciones y alternativas.

Dudas sobre celebración del Open Australia 2021. Foto: gettyimages
Dudas sobre celebración del Open Australia 2021. Foto: gettyimages

Nada está yendo como los vaticinios más optimistas esperaban. El coronavirus sigue galopando sin freno por todo el planeta y condicionando nuestras vidas, siendo imposible que el tenis sea ajeno a ello. El Open de Australia 2021 se las prometía muy felices al contar con un protocolo exhaustivo para crear una burbuja y aprovechar el verano austral y la previsión de que el virus pudiera haber remitido ya en enero de 2021, e incluso la existencia de una vacuna, pero el escenario se tuerce mucho a poco menos de tres meses vista. El gobierno de Australia anunciaba hace unas horas que no permitirá el ingreso de turistas al país ni salir a sus nacionales hasta 2022, según informa el diario independent, y la reacción de TennisAustralia no se ha hecho esperar.

"Estamos llegando a un momento decisivo y necesitamos el firme compromiso de las autoridades sanitarias y los gobiernos si queremos seguir adelante con la celebración del torneo. En un plazo de entre dos semanas y un mes es preciso tener claro qué puede saber; si se abren las fronteras y podemos organizar varios torneos previos al Grand Slam en varias ciudades estamos preparados, pero si no hay exenciones para los deportistas y las fronteras permanecen cerradas, tenemos que reconsiderar todo lo que teníamos preparado", decía con preocupación Craig Tiley en palabras recogidas por reuters.com.

La idea era establecer burbujas sanitarias y asumir que todos los jugadores deberían pasar cuarentena, pero con esta firme cortapisa a la movilidad todo puede complicarse. "Asumimos con toda naturalidad que todos los jugadores que vengan del extranjero deben someterse a una cuarentena de 14 días, pero necesitamos que durante dicha cuarentena se habiliten espacios en los que puedan entrenar y hacer una vida normal, sin contacto social claro. No podemos pedir a los tenistas que hagan una cuarentena y empiecen a competir", aseveró un Tiley visiblemente nervioso ante las incógnitas que se ciernen sobre un torneo vital para TennisAustralia y para todo el circuito.

Por si esto fuera poco, se reafirmó en la pretensión de jugar con público en las gradas, pero redujo el aforo del 50% previamente estipulado, al 25%. El problema es que no solo la frontera internacional está cerrada, sino que hay severas restricciones para moverse de un estado a otro de Australia, lo que pondría en jaque la disputa de la ATP Cup y los otros torneos previos al Open de Australia 2021, programado del 18 al 31 de enero. Una exención de esta norma restrictivida de movilidad para los deportistas será clave y Craig Tiley clama por ello poniendo el ejemplo de la AFL, la liga de fútbol australiano que se está llevando a cabo en estos momentos. Se avecinan semanas decisivas para el tenis mundial.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes