Djokovic se sobrepone a los dolores de cuello y al buen tenis de Carreño

El serbio sufrió de unas molestias físicas al inicio de partido que hicieron saltar todas las alarmas pero terminó remontando ante un gran Carreño.

Djokovic se sobrepone a los dolores de cuello y al buen tenis de Carreño. Foto: Getty
Djokovic se sobrepone a los dolores de cuello y al buen tenis de Carreño. Foto: Getty

Novak Djokovic tuvo que sobreponerse a unos dolores en el cuello y al buen tenis de Pablo Carreño para superar al español por un marcador de 4-6 6-4 6-3 6-4 en un partido realmente igualado y en el que el de Belgrado llegó a sentirse muy preocupado porque empezó bastante mal y su rival le puso hoy las cosas muy difíciles. Como es costumbre en él, supo reponerse y terminó llevándose la victoria para meterse en semifinales de Roland Garros 2020.

Sorprendió ver a Djokovic con una cinta que le cubría medio cuello en la parte trasera y lateral. En Eurosport mostraban unas imágenes donde se le veía esta mañana recibiendo un masaje de su fisio en las cervicales y es que parece ser que tuvo un tirón que le afectó sobremanera en los primeros compases del partido. Al serbio se le veía sufrir con su saque, sirviendo a una velocidad inferior a la normal, y en algunos desplazamientos hacia su derecha. Eso lo aprovechó Carreño para poco a poco ir rascando la defensa de Nole, para terminar apuntándose la primera manga.

Los apuros en el box del serbio eran latentes. No daba sensación de sentirse bien en la pista, su lenguaje corporal decía que algo le pasaba y tenía golpes extraños, impropios de su categoría. En uno de los intercambios se tocaba el brazo izquierdo, que también parecía molestarle. Cuando tuvo que encarar bolas de break al inicio del segundo set, saltaron todas las alarmas. Pero es justo ahí donde se produce un punto de inflexión. Djokovic salva, a duras penas, ese juego y mejora sensiblemente su condición física. Empieza a sacar mejor y a sentirse mejor sobre la pista y a partir de ahí, Carreño poco tuvo que hacer.

Novak voló en esta segunda manga. Alternó puntos desde el fondo con subidas a la red, algo que ya estamos viendo mucho en este Roland Garros. Quizá al español le sorprendió un poco el cambio de marcha de Djokovic y cuando quiso darse cuenta, ya se encontraba con el marcador igualado.

Siguió el de Belgrado al mismo nivel al comienzo del tercero y se puso 3-0 arriba. Seguía siendo un partido extraño, con muchas alternativas para ambos pero siendo Novak quien parecía un puntito por encima de su rival. Carreño despertó, entonces. Pisó el acelerador y se marcó una serie de buenos juegos, recuperando el break y poniéndose con 3 iguales. Llegó incluso a amagar con romper de nuevo el servicio a Djokovic y meterle un poco de miedo en el cuerpo pero tras salvarlas, el número 1 del mundo tiró de su mejor tenis y de muchas dosis de paciencia para lograr la rotura y apuntarse este set.

En el cuarto, seguía la igualdad y los amagos de roturas por ambas partes. Djokovic abusaba de cargar el juego al revés para luego probar la dejada. Lo intentó en muchas ocasiones, siempre intentando despistar al español y en la mayoría lo lograba. Pablo estaba jugando muy bien pero la diferencia la estaba marcando Nole en que la gran mayoría de puntos importantes caían siempre de su lado. Importantes esas 10/13 bolas de break salvadas por parte del serbio. Claves en el devenir del encuentro.

Un break, muy luchado por cierto, fue suficiente para Novak para apuntarse la cuarta y última manga del partido y certificar así una sufridísima victoria que viendo solo el primer set, uno podía pensar que podría no haber llegado.

De esta forma, Novak accede a las semifinales de Roland Garros, salvando un duro escollo en Carreño, que vendió muy cara la piel de su derrota. El serbio peleará con Stefanos Tsitsipas el próximo viernes por un puesto en la final del próximo domingo. Será momento de descansar y recuperarse de esos problemas físicos que le han perjudicado en el día de hoy porque el griego le va a exigir al máximo.

Comentarios recientes