Bouchard: “Ahora valoro más las pequeñas cosas”

Casi cuatro años después, la canadiense regresa a una tercera ronda de Grand Slam. “He aprendido a seguir creyendo en mí misma, pase lo que pase”.

Eugenie Bouchard golpeando de revés. Fuente: Getty
Eugenie Bouchard golpeando de revés. Fuente: Getty

Llevábamos algunos años, quizá demasiados, esperando brotes verdes en el tenis de Eugenie Bouchard. Hace poco la veíamos disputar de nuevo una final en el máximo nivel, una final en Istanbul que aunque no pudo ganar confirmaba un posible regreso. Días después, en Roland Garros 2020, su apellido vuelve a estar en tercera ronda de un Grand Slam casi cuatros años después. Solo son dos victorias en París, pero hablamos de una jugadora que en su día ya tocó semifinales en este lugar. ¿Hasta dónde llegará su camino? De momento, la canadiense solo piensa en ir partido a partido. Estas fueran sus palabras tras su última conquista.

- Wildcard bien aprovechada

“Estoy muy orgullosa de estar aprovechando estas oportunidades, especialmente en una temporada con tan pocos torneos. Teniendo en cuenta mi ranking, hay muy pocos eventos que pueda disputar, así que le estoy tremendamente agradecida a Roland Garros por esta invitación. Hay que agradecerles también por todo el esfuerzo que han puesto para llevar a cabo el torneo, somos afortunados de poder hacer nuestro trabajo, de poder llevarlo a cabo en un torneo como éste a final de temporada. Por eso lo estoy dejando todo en cada prueba, porque sé que nos quedan ya pocas oportunidades”.

- Trabajo con Gil Reyes

“Gil es una de mis personas favoritas en este planeta. Es una persona muy especial, cualquier palabra que diga sobre él no haría justicia. Uno no aprende a apreciar lo suficiente a una persona hasta que no la conoce profundamente. Le estoy agradecida por su ayuda, le conozco desde hace más de diez años y sin embargo no empecé a trabajar con él hasta el pasado octubre. Estuvimos todos estos meses trabajando juntos, él tiene mucha confianza en mí, me ha ayudado muchísimo a confiar en mí misma”.

- Remontada ante Gavrilova

“Ha sido un encuentro muy físico, sabía que ella sería una rival muy dura, es capaz de devolver muchas bolas, pero también de variar su juego. Estoy súper orgullosa de haber superado esta prueba, sobre todo después de lo sucedido en el primer set, donde le di la oportunidad de tener la iniciativa en la mayoría de los puntos. Lo cierto es que ella ha jugado mucho mejor en ese primer parcial. El hecho de haberle dado la vuelta a la situación me pone muy contenta, es el mejor ejemplo del trabajo mental que llevo realizando durante todos estos meses”.

- Valorar las pequeñas cosas

“Todo lo que puedo decir es que estoy feliz de estar aquí. Lo único en lo que pienso ahora mismo es en mi próximo partido, debo enfocar todo mi trabajo y mi esfuerzo en ese próximo partido, nada más. Estoy agradecida por tener este trabajo, feliz por estar disputando un gran evento. Jugar los torneos de Grand Slam siempre es muy especial, no importa cuál sea. Todo este tiempo de cuarentena me ha ayudado a valorar más las pequeñas cosas. Estoy segura de que en estas dos próximas semanas veremos muchas sorpresas, aunque yo solo me centro en mi camino”.

- Dudas y miedos en el pasado

“Es evidente que pasé por momentos difíciles, seguro. He aprendido a pensar con mayor profundidad, a seguir creyendo en mí misma pase lo que pase, aceptando que mis habilidades no se van a perder de un día para otro. Que mis éxitos del pasado siguen significando algo. Al final todo reside en mantener la fe en una misma, este es el pensamiento que utilizo cada vez que estoy en una situación difícil, lo que me ayuda a resistir en los momentos bajos”.

- Relatos de cuarentena

“Lo más extraño durante todos este tiempo fue no coger un solo avión en cuatro meses y medio, es un récord, algo que no me pasaba desde que tenía, probablemente, diez años. Ha sido una locura, sentía como que me estuviera perdiendo vuelos. El primer avión que cogí fue para ir a Charleston para disputar una exhibición, pero el vuelo se perdió, se retrasó. De repente me apresuré, lo último que quería era perder ese avión (risas). Tal y como está la actualidad, es algo único que seamos capaces de volar. Debemos ser muy cuidadosos para mantenernos a salvo, pero sin quejarnos de la situación”.

Comentarios recientes