Tsitsipas confiesa echar de menos a su padre

Las cosas no acabaron bien para Stefanos Tsitsipas tras el US Open y el griego tomó una decisión que mucha gente entendía como necesaria: dejar a su padre, Apostolos Tsitsipas, en la nevera una temporada. Esta semana, justo después de clasificarse para la final del ATP 500 de Hamburgo, el ateniense reflejó cuál su estado anímino ante este cambio.

"La semana pasada en Roma jugué mi primer partido sin tener a mi padre en la cancha desde que tenía 12 años. Cuando está a mi lado es como si fuera un copiloto, así que ahora aprecio mucho más su presencia. Tenemos una relación muy especial, creo que a partir de ahora respetaré mucho más lo que haga, cosa que hice durante toda mi carrera", defendió el heleno.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes