Ugo Humbert, el pianista del circuito ATP que reclama atención

A sus 22 años, Humbert está en la mejor posición de su carrera y el gran rendimiento desplegado en Hamburgo vaticina emociones fuertes para un tenista peculiar.

Ugo Humbert, proyección y futuro. Foto: gettyimages
Ugo Humbert, proyección y futuro. Foto: gettyimages

Parece un chico dulce, introvertido, como avergonzado de su propio talento y con miedo a desplegar todo su potencial, pero eso era antes. Ugo Humbert está dispuesto a dar un golpe sobre la mesa y abandonar su actitud cándida y tímida, forjada frente a un piano, instrumento del que es un virtuoso, para mostrar el enorme potencial que atesora en su raqueta. Este zurdo de 22 años que lleva ya tiempo asentado en el top-100, no ha recibido la atención merecida como NextGen, quizá precisamente porque no la buscó. Muchos se sorprenden del nivel que está mostrando en el ATP 500 Hamburgo 2020, pero había señales inequívocas de que tenía algo especial.

Y es que Humbert, nacido en Metz, una de esas ciudades coquetas de la Francia de provincias, se había marcado en rojo el 2020 como el año de su despegue. Tanto es así que empezó el año ganando el torneo de Auckland y solo la pandemia de COVID-19 frenó su trayectoria ascendente. Asomó en semifinales en Delray Beach y ya en el US Open 2020, plantó cara a Berrettini en segunda ronda. Polivalente, con buena capacidad para defenderse y tiros muy liftados con su efecto de zurdo, martirizó a Daniil Medvedev en Hamburgo y ganó luego a Vesely con sorprendente madurez. "Sé que puedo jugar muy bien en tierra batida y el partido ante Daniil me dio muchísima confianza", decía en la web de la ATP.

"Es un jugador que carece de debilidades. Buen servicio, revés espectacular, derecha consistente, es agresivo en su tenis. Tiene la actitud necesaria para trabajar duro y mejorar en todos los aspectos", decía su compatriota Pierre-Hugues Herbert en un artículo de la ATP de hace meses. Quizá su secreto sea el amor incondicional que siente por este deporte. "Disfruto de cada momento en una cancha de tenis y me gusta especialmente competir en grandes escenarios. Esa es la razón por la que juego a esto", declara el músico del circuito ATP, que encuentra en el piano un aliado. "Me encanta la música, empecé a tocar el piano al mismo tiempo que descubrí el tenis.

Disfruto con la soledad frente al teclado, me ayuda mucho a concentrarme y estar tranquilo en la pista tocar el piano", declara un Ugo Humbert que llegará a Roland Garros 2020 dentro del top-40 por primera vez en su carrera. En el Grand Slam parisino debutará ante un jugador procedente de la fase previa y podría medirse a Cristian Garín en segunda ronda, en lo que sería una auténtica prueba de fuego para sus intereses. Hay futuro en el tenis francés.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes