¿A qué juega Paire?

Benoit Paire volvió a ser noticia en el día de ayer más en lo extradeportivo que en lo deportivo, algo muy habitual en él en estos últimos meses.

Benoit Paire. Foto: Getty Images
Benoit Paire. Foto: Getty Images

Ya todos le conocemos. Capaz de lo mejor y también de lo peor y lo que es más importante, sin límites tanto en lo bueno como en lo malo. Así es Benoit Paire, un tenista que en el deporte de la raqueta despierta odios y pasiones a partes iguales. El jugador galo brilla cuando menos se espera, y donde hay más expectativas dispuestas en él, el galo se pierde con su actitud díscola y displicente y sobre todo de carente de humilidad. Todo esto lo analizamos hablando de Benoit dentro de una cancha de tenis, pero es que lejos de ella la situación no cambia en absoluto.

Hagamos un poco de memoria con lo ocurrido en estos últimos meses después del parón tenístico a causa del coronavirus. Paire reaparecía en las pistas para disputar el Masters 1000 de Cincinnati. En su partido de primera ronda ante el croata Borna Coric, el francés se retira del partido cuando el resultado marcaba 6-0 y 2-0 a favor de su rival. ¿Actitud antideportiva o malestar general? Lo que sí es cierto es que días más tarde daba positivo por coronavirus en plena burbuja en Flushing Meadows y hacía saltar todas las alarmas. Muchos jugadores estuvieron aislados en sus habitaciones e incluso hubo amenazas de descalificación en algún partido (recordar el encuentro entre Alexander Zverev y Adrian Mannarino). Lejos de ello, Paire publicaba en redes sociales mensajes criticando la burbuja de New York, llamándola "falsa burbuja", y dejando caer que la organización del torneo no estaba cumpliendo con lo pactado.

Después de dar negativo por coronavirus, Paire reaparece para disputar el Masters 1000 de Roma 2020. El francés pidió a la organización debutar el martes para así tener un día más de preparación. El torneo hizo oidos sordos y le puso en la programación del lunes para jugar ante Jannik Sinner. Ante esto, Paire publicó un mensaje en redes sociales criticando duramente al torneo. No todo se iba a quedar ahí, Paire en dicho partido caía derrotado por un inapelable 6-2 y 6-1, pero lo peor de todo fue su actitud en la pista. El francés intentó humillar a un recogepelotas al exigirle que recogiera una botella que él mismo había lanzado al suelo. El juez de silla impidió que continuara por ahí, y él muy enfadado le dio un raquetazo a la botella y se dejó ganar los siguientes puntos. Una auténtica falta de respeto que vosotros recordarán.

Pero no todo va a acabar aquí. Una semana más tarde juega en el ATP 500 de Hamburgo y debuta ante el noruego Casper Ruud. Al igual que hiciera en Cincinnati, al inicio del segundo set decidía retirarse por malestar general. Al salir en rueda de prensa tiene el valor de decir tan tranquilo que ha dado positivo nuevamente en COVID-19. No nos vamos a meter en como la organización de un torneo ha permitido que Paire saliese a pista y que estuviera en contacto con otras personas, pero él mismo por iniciativa propia tendría que decir "yo no salgo a la pista". En dicha rueda de prensa explicaba como ha funcionado los protocolos.

En mi opinión, ta ATP debe actuar de oficio y sancionar de una vez a Paire. No puede permitir que haya jugadores con esta actitud y lo que es peor, que haga peligrar la salud de más personas. En unos días dará comienzo Roland Garros y Benoit está en la lista de entradas. ¿Jugará el torneo o será eliminado? Tendremos que estar atentos, pero todo hace indicar que los protocolos para el Abierto de Francia serán más duros ante una situación así.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes