"Si Thiem gana de 5 a 10 Grand Slams en cinco años, no me sorprendería"

Gunther Bresnik, exentrenador de Dominic Thiem, valora la victoria el austriaco y piensa en su futuro a corto plazo en los Grand Slams.

Thiem y Bresnik. Foto: Getty
Thiem y Bresnik. Foto: Getty

El gran éxito de la carrera de Dominic Thiem ha llegado de la mano de Nico Massú, el entrenador que le ha hecho despegar en pista rápida, pero en el pasado ninguna figura ha tenido más relevancia que el austriaco Gunter Bresnik, con el que ha hablado 'The New York Times' para valorar el triunfo en el US Open y el porvenir de su exjugador, para el que Gunther vaticina un gran futuro.

Bresnik reconoce que no fue un buen partido y que a la larga, Thiem tenía las de ganar.

"El nivel del partido fue para mí una de las peores finales que vi en mi vida. Pero eran dos jugadores jóvenes que intentaban hacer algo que nunca antes habían hecho en sus vidas. Para mí, la mejor técnica dura más tiempo en un partido, y Dominic tiene la mejor técnica y es el chico desde 2016 que más merece el título de Grand Slam quitando a los tres grandes".

Sobre sus posibilidades en Roland Garros y su futuro en los Grand Slams.

"Para que Dominic se mueva de una superficie a otra, yo diría que tarda media hora. Está muy acostumbrado. Uno podría pensar que ganar el primer grande a los 27 es muy tarde. Pero he dicho durante 10 años que el mejor momento para un tenista hoy es entre los 26 y los 33. Si Dominik ganara de cinco a 10 títulos de Grand Slam en los próximos cinco años, honestamente no me sorprendería".

Thiem, que aprendió muchísimo al lado de Gunther, reconoció que necesitaba ese cambio en su equipo.

"Fue un gran paso y una decisión muy difícil. Por supuesto que tengo que agradecer mucho a Gunter. Me enseñó todos los golpes que tengo, pero al mismo tiempo sentí que había algunas pequeñas partes de mi juego que realmente podía mejorar mucho, y eso es exactamente donde Nico me ayudó, especialmente la mejora que hice y el progreso que hice en las superficies más rápidas, en pistas duras".

Preguntado por el valor de ganar o no en la final a un 'Big3', Dominic responde:

“Para mí, no vale menos ni más. A quien derrote no me importa. Tuve la oportunidad en mis finales anteriores de vencer a uno de los tres grandes o incluso a dos de ellos en el camino hacia un título. Fallé, pero espero tener más oportunidades de hacerlo. Está Roland Garros a la vuelta de la esquina".

Sobre sus posibilidades en París y manejar las emociones tras la victoria.

"Estoy muy seguro de que físicamente voy a estar recuperado y al 100%, pero lo importante es cómo digerir el Open de Estados Unidos emocional y mentalmente. Es realmente para mí un gran logro, más grande que cualquier cosa que haya logrado hasta ahora en mi carrera, así que no estoy seguro de cómo manejar esto. Ahora todavía estoy lleno de adrenalina y sentimientos pero una vez que pasen algunos días, veremos cómo me siento”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes