Thiem: “Siempre tuve la esperanza de liberarme en algún momento"

El austriaco dejó grandes titulares tras la conquista de su primer título de Grand Slam. “He logrado una meta en la vida, ahora espero jugar más tranquilo”.

Dominic Thiem con el trofeo de campeón. Fuente: Getty
Dominic Thiem con el trofeo de campeón. Fuente: Getty

Después de perder tres finales, Dominic Thiem pudo disfrutar de esa sensación que tanto tiempo llevaba persiguiendo. Campeón de Grand Slam. El austriaco de 27 años derrotó a Alexander Zverev en la última ronda del US Open 2020 y más tarde compartió sus emociones con toda la prensa virtual que le acompañó en su última conferencia del torneo.

Así vivimos la final EN DIRECTO, y así reaccionamos al título de Thiem

La primera vez que pensó en ganar un Grand Slam

“La primera vez que pensé de verdad en la posibilidad de ganar un Grand Slam fue cuando disputé las semifinales de Roland Garros en 2018, cuando me metí entre los diez primeros. Desde ese momento, siempre soñé con esto, pero sin dejar de ser realista. También pensé que mis mayores opciones estarían en la tierra batida, pero al final del año pasado todo cambió al ganar Beijing y ganar Viena, también al llegar a la final de las ATP Finals. Ahí me di cuenta que mi juego se adapta muy bien al cemento. Desde que trabajo con Nico mejoré mucho en cancha dura, cambié muchas cosas que antes hacía sobre esta superficie. Después de hacer final en Australia, no creo que sorprenda tanto que mi primer Grand Slam haya llegado en el US Open. Eso ya no importan, lo principal es que ya logré levantar uno de estos cuatro”.

Abrazo con Zverev al terminar el partido

“Somos muy buenos amigos, tenemos una amistad desde hace muchos años, una rivalidad desde que éramos pequeños. Creo que los dos dimos negativo por COVID unas 14 veces estas dos semanas. Simplemente queríamos compartir este momento. Creo que no pusimos a nadie en peligro, así que pienso que estuvo bien”.

- Un sueño cumplido

“He logrado una meta en la vida, un sueño que tenía desde hace muchos años. Desde que era un niño y comencé a jugar al tenis había soñado con esto, pero entonces lo veía muy lejos. Luego me fui acercando poco a la cima, hasta que un día me di cuenta que igual podría levantar un Grand Slam. Le puse mucho trabajo, dediqué todo mi esfuerzo para ganar uno de los cuatro grandes, hasta el día de hoy. Para mí es un gran logro. Es un logro de todo mi equipo y de mi familia. Hoy por fin puedo devolverles un poquito de todo lo que dieron por mí”.

- Mayor experiencia en finales

“No creo que me ayudara mucho, de hecho, pienso que ni siquiera fue positivo haber jugado ese tipo de finales. Deseaba demasiado este título, tenía en mi cabeza el posible 0-4 en finales, eso siempre está en tu cabeza. ¿Volveré a tener una oportunidad así alguna vez? Todos esos pensamientos no son buenos para jugar al tenis, no te dejan jugar libre. Eso fue lo que sucedió al principio, hasta que las cosas cambiaron en el tercer set. Al final fue un partido abierto, estuvo 50-50, la experiencia no fue un factor clave”.

- Muchos nervios por parte de ambos

“Era su primera gran final, pero ninguno de los dos nos habíamos enfrentado a nadie del Big3 esta semana, eso lo llevábamos ambos en la mente. Era una gran oportunidad para los dos. Es obvio que estuve muy rígido al principio, pero los dos tiramos de experiencia para salir adelante. En un tiebreak del quinto set puede pasar cualquier cosa, es comprensible que ninguno jugásemos nuestro mejor tenis. Cuando sacó para partido yo estaba luchando físicamente, no estaba tan fresco, pero esperaba tener una oportunidad. Él tampoco estaba sacando tan bien como al principio. Hice un gran juego y volví al partido”.

- Nunca perdió la fe

“Fue duro mantenerse en pie y seguir creyendo, pero lo hice. Sabía que estaba jugando mal, pero es una final de Grand Slam, es normal que esté todo muy apretado, que las piernas y los brazos pesen. Pero siempre tuve la esperanza y la expectativa de que en algún momento me liberaría. Afortunadamente, todavía no era demaiado tarde cuando le rompí el saque en el tercer set, la fe seguía ahí y, desde ese momento, se hizo más fuere. Pero a veces creer en uno mismo no es suficiente, estoy seguro de que Sascha también creyó en sí mismo al 100%”.

- Problemas físicos en el último set

“Empecé a tener calambres en el quinto et, era la primera vez en muchos años que me pasaba esto. Supongo que no fueron calambres físicos, sino mentales. Estuve todo el día con muchísima tensión encima, incluso al comienzo del partido. De alguna manera, la creencia de este día era más fuerte que mis limitaciones corporales, así que estoy muy feliz por ello”.

- La celebración

“Fue un gran alivio, me quité de encima toda la presión del partido, sentí grandes emociones, La verdad es que físicamente fue súper duro. Cuando hice el punto de partido, cuando él falló ese revés, fue un alivio. Como cuando gané en Indian Wells, por ejemplo, o en Viena. Fueron títulos que significaron mucho para mí, solo que este es todavía más importante. Es lo más importante que uno puede lograr en el tenis”.

- En dos semanas, Roland Garros

“Creo que físicamente estaré bien, al 100%. Tendré suficiente tiempo para recuperarme de todos los problemas que tuve. La pregunta es cómo voy a hacer para gestionar las emociones mentalmente. Obviamente, nunca estuve en esta situación. Ahora logré un gran objetivo, no sé cómo me sentiré en los próximos días. Espero que a partir de ahora sea más fácil para mí competir en los torneos grandes, ahora que por fin tengo una mejor carrera tras este resultado. Hasta el día de hoy me faltaba una parte importante por completar, así que ahora estaré más relajado y espero jugar más suelto en los torneos importantes”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes