Thiem no falla y se cita con Medvedev en semifinales

El tenista austríaco Dominic Thiem logró el pase a semifinales después de derrotar al australiano Alex de Miñaur en tres contundentes sets.

Dominic Thiem. Foto: Getty Images
Dominic Thiem. Foto: Getty Images

Desasosiego e impotencia. Esas deben ser las sensaciones de todos los rivales del austríaco cuando le ven sobre la pista. Con la apariciencia de un robot que parece fallar muy poco, el actual número tres del mundo ha hecho de la victoria esta temporada un hábito, algo totalmente rutinario y que cuando se alinean los astros y no se produce, genera una ola de sensaciones en todo el planeta. No hay ni una sola razón para pensar que Dominic Thiem no es uno de los grandes candidatos para ganar un Grand Slam esta temporada. Después de quedarse a las puertas en el Open de Australia, parece que el US Open se le ha puesto muy de cara al ver que ningún integrante del big three está en liza. Viendo sus partidos en Flushing Meadows, nadie conoce la fórmula para ganar a este titán... o es que ¿quizá no la haya?

Mientras que todos sus rivales intentan buscar la forma de ganarle, Thiem continúa ganando y ganando. Sin apenas parecer cansado e intentando acabar todos los partidos por la vía rápida para así llegar algo más descansado a las rondas finales, donde con total seguridad tendrá que subir un poco más su nivel de juego si quiere convertirse en leyenda de este deporte. En este 2020 parece que cada vez que Dominic salta a la pista, la victoria es inevitable. ¿Conseguirá continuar con esta buena dinámica en los próximos partidos?

Alex De Miñaur lo intentó de todas las maneras posibles. Se esperaba un poco más del australiano, uno de los tenistas jóvenes llamados a encabezas el denominado relevo generacional, otra cosa que no se duda viendo el gran nivel que ha mostrado el tenista aussi a lo largo del torneo. Sin embargo, el bueno de De Miñaur se vio tremendamente intimidado. Bajo un clima un tanto húmedo durante la noche, el Arthur Ashe Stadium se convirtió en un infierno para el australiano, que no hizo más que encadenar error tras error no forzado.

Thiem tomó las riendas del partido desde el minuto uno de encuentro y jugó con gran comodidad, lo que le llevó a conectar hasta 43 golpes ganadores. Siempre dentro de la cancha, variando mucho las alturas y el ritmo del encuentro y haciendo que De Miñaur se desgastara con el paso de los minutos haciéndolo mover de lado a lado de la pista. Thiem abusó de De Miñaur.

Hubo quizás un atisbo de batalla en la primera manga, cuando el australiano estuvo muy cerca en el marcador, pero sería la única oportunidad para él. Pero Djokovic reaccionó como quien espanta a una mosca en una cálida tarde de verano. Un simple manotazo, elevar su nivel en la pista, victoria y a pensar en semifinales. Con un contundente 6-1, 6-2 y 6-4, el austríaco puso la antepenúltimo piedra de las siete que se propone para este US Open 2020. Un partido menos para la gloria según como se mire. Su próximo rival por un puesto en la gran final será el ruso Daniil Medvedev, en lo que para muchos será una final anticipada.

Comentarios recientes