Thiem: “Ha sido un partido horrible, es difícil de entender”

Ni siquiera el propio jugador austriaco fue capaz de explicar el desastre firmado ante Krajinovic en Cincinnati. “Hay muchísima humedad, todo el tiempo”.

Cara de incredulidad de Dominic Thiem. Fuente: Torneo de Cincinnati
Cara de incredulidad de Dominic Thiem. Fuente: Torneo de Cincinnati

Fueron 62 minutos de una pesadilla en la que Dominic Thiem no llegó a levantar cabeza en ningún momento. El austriaco, posiblemente el jugador más activo y triunfador durante las exhibiciones celebradas en la cuarentena, era incapaz de poner tres bolas dentro. De esta desconexión se aprovechó Filip Krajinovic, quien firmó un partido muy serio para colarse en los octavos de final del Masters 1000 de Cincinnati. Un revolcón inesperado que deja fuera al segundo favorito del cuadro sin una explicación demasiado clara. Más tarde, en rueda de prensa, el austriaco intentó analizar esta hecatombe.

- Un día para olvidar

“Solo ha sido un partido horrible por mi parte, no jugué nada bien, no conseguí entrar en ritmo. Siento que no he ganado ningún punto con su servicio, realmente tuve problemas para restar hoy. Ahora mismo es difícil de entender, pero bueno, lo pensaré y seguro que encuentro respuestas mejores en los próximos días”.

Solo dos puntos ganados al resto

“Tuve problemas para encontrar el timing y la posición correcta a la hora de restar, aparte de que también pasé por muchos problemas con mi servicio desde el inicio. Luego, evidentemente, perdí la confianza en las devoluciones porque me vi luchando por conseguir mis propios juegos al saque. Una vez el partido está en tu contra, la presión comienza a crecer, todo esto se junta y acaba desembocando en estas terribles estadísticas”.

- Su bagaje en Nueva York

“La peor experiencia fue la del año pasado, sin ninguna duda. Antes de eso, siempre jugué bien aquí, desde el primer año que participé. El año pasado fue la experiencia más desagradable. Espero que 2020 vuelva a ser un gran año. Ahora tengo la cabeza en Cincinnati y en este primer partido de vuelta después de muchos meses de parón, entiendo que también por eso se me ha hecho muy difícil jugar. No encontré el ritmo pero, en general, me encanta jugar aquí”.

- El calor y la humedad

“Las condiciones aquí son completamente diferentes a las del Open de Australia. En primer lugar, las bolas son muy diferentes. La cancha también es un poco distinta aquí. Y luego están las condiciones de las pistas exteriores, que son extremadamente diferentes. Quiero decir, en ambos sitios hace calor, pero aquí hay muchísima humedad, todo el tiempo, mientras que en Melbourne es más seco. A la hora de jugar es muy distinto, aunque aquí he disfrutado mucho los últimos años. La mayoría de las veces conseguí jugar bien en Nueva York”.

Comentarios recientes