Serena Williams: "Al menos sé que puedo jugar mejor"

La estadounidense no se mostró decepcionada tras su derrota ante Rogers, consciente de que su gran objetivo está en Flushing Meadows.

Serena Williams en Lexington. Fuente: Getty
Serena Williams en Lexington. Fuente: Getty

Durante el día de ayer, Serena Williams sufrió, a nivel de ranking, una de sus peores derrotas de los últimos años. La tenista estadounidense no perdía ante una jugadora fuera del top-100 desde hace más de ocho años, concretamente desde 2012, cuando claudicó ante la francesa Virginie Razzano ante Roland Garros. Desde entonces, Serena ha sido una fiable máquina que ganaba siempre ante las rivales a las que "tenía que ganar". Hasta ayer.

Y el guion del partido para nada hacía indicar que los tiros fuesen por ahí. De hecho, la comparecencia de Williams en cuartos se inició con suficiencia, clavando un 6-1 a una Shelby Rogers que se veía totalmente fuera del partido. Serena admitió que fue ella misma quien se complicó el duelo, al menos desde su punto de vista: "Tuve una gran oportunidad de ganar en sets corridos, pero puede que yo misma me hiciese la vida un poco más difícil tras cometer una enorme cantidad de errores no forzados".

Esas oportunidades que la principal cabeza de serie dejó abiertas fueron suficientes para que Rogers se colase, forzase el tercer set y culminase una de sus mejores actuaciones en el tie-break decisivo, tras una manga decisiva en la que no hubo ningún break. "Solo puedo sacar cosas positivas de este partido. Sé que puedo jugar muchísimo mejor, y me quedo con eso. Es bueno saber que puedo hacerlo mucho mejor", añadió Serena en una pequeña rueda de prensa postpartido recogida por Metro. También alabó la consistencia al servicio de su oponente.

"Fue bastante difícil poder leer el servicio de Rogers en el tercer set: la pelota en estas pistas sale muy despedida, mucho más alta de lo normal. Ella se aprovechó muy bien de eso". Y a todo esto, ¿qué tiene que decir la protagonista del duelo? Para Shelby Rogers, una cara habitual del circuito WTA relegada en los últimos meses a estar fuera de los puestos de privilegio, este partido puede ser un catalizador para mostrar su mejor nivel en citas venideras.

"Simplemente traté de controlar lo que estaba en mi mano, principalmente mis juegos al saque. Si tenía una oportunidad, trataba de aprovecharla, y creo que las pocas que Serena me ha dejado hoy pude concretarlas", señaló una Rogers muy feliz. La de ayer se trata de su tercera victoria ante una oponente del top-10. "Fue muy importante para mí salir a la pista y saber que podía ganar el partido, saber que podía controlar lo que pasaba en mis juegos al saque. Eso es más importante cuando tienes en cuenta que Serena tiene probablemente el mejor servicio de la historia, y que cuando ella quiera puede ganar un punto al saque".

La clave del encuentro acabó siendo la enorme efectividad de Rogers con su saque, no dejando margen de maniobra a Serena en el set decisivo, y su temple y valentía en el tie-break de la tercera manga. Con esta victoria Shelby se asegura volver a ser parte del top-100, escalando 21 posiciones hasta el puesto #95 del ranking y con la posibilidad de entrar en el top-80 en el horizonte si consigue alzarse con el campeonato en Lexington. Después de derrotar a Serena, nadie podría descartarlo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes