Y a la quinta, Djokovic pudo con Roger

Hace ahora 13 años, Djokovic conseguía la primera de las victorias ante Federer, salvando seis bolas de set y ganando dos tie breaks al por entonces número 1.

Novak Djokovic. Foto: Getty
Novak Djokovic. Foto: Getty

Hace ahora 14 años, Novak Djokovic se cruzaba con Roger Federer por primera vez, germen de lo que ha terminado siendo una de las grandes rivalidades de la historia del tenis. En aquella ocasión, como en las tres posteriores, el balcánico saldría derrotado, teniendo que ser a la quinta cuando fuese la vencida. Aquella primera victoria ocurrió en Montreal, en el Masters 1000 de Canadá, torneo que tendría que estar disputándose en estas fechas. Fue allí donde el hoy número 1 del mundo ya comenzaba a advertir el potencial que atesoraba y que con los años daría forma hasta dominar el circuito.

El de Belgrado llegaba a aquel torneo como número 4 del mundo, ya había levantado un Masters 1000 y había confirmado todo lo que se hablaba de él. Sin ir más lejos, Nole sólo dio continuidad a lo que hizo en semifinales y cuartos de final, ganando al número 3, Roddick, y al número 2, Nadal, siendo el primer jugador desde 1994. y anticipando su poderío mental en momentos importantes, llegando a salvar hasta seis bolas de set en el primer parcial, como recuerda ATP.com.

Novak, que jugaría contra Roger la final del US Open de ese mismo año, con ventajas en dos de los tres sets, cayendo finalmente en tres mangas, tuvo la sangre fría de mantener la compostura y aguantar ante el indiscutible número 1 del mundo, campeón en Australia y Wimbledon.

“No puedo describir el sentimiento que tengo ahora", diría Novak tras la finalización del encuentro. "Es como un sueño hecho realidad, especialmente contra Federer en la final, ganar esos desempates fue simplemente increíble. Me las arreglé para ganar estos desempates contra un jugador que probablemente tiene la mejor puntuación en los desempates, que es el jugador más fuerte mentalmente del mundo en este momento".

En las mismas declaraciones, Djokovic aludía al hecho precisamente de aguantar, de mantenerse y salvar situaciones límite. "Puedo decir que este primer set fue realmente crucial, fue realmente importante. Salvé un par de puntos de set y tuve 40/0 en 5-5 en mi servicio, pero lo perdí y luego de eso realmente luché por cada punto y logré ganar ese primer set. Ganar dos desempates contra el número 1 del mundo, probablemente el jugador más fuerte mentalmente del circuito, es otro logro. Es otro éxito, así que estoy muy, muy feliz".

Preguntado por el número 1 al que accedió en 2011, Novak sabía que todavía quedaba mucho camino por recorrer. "Todavía queda un largo camino hasta el primer lugar del mundo para mí", dijo Djokovic. “No puedo decir exactamente que esté pensando en convertirme en el número uno el próximo año, en dos años. Ese es el objetivo de mi vida, ser el jugador número uno del mundo. Pero tengo mucho tiempo".

Y Federer, de algún modo, sabia lo que estaba por venir: "Es un chico muy joven que está mejorando día a día. Ha jugado un gran torneo. Si sigue así, será capaz de hacer algo grande en un Grand Slam porque ya ha podido hacer dos semifinales (Roland Garros y Wimbledon). Este podría ser un torneo que cause un punto de inflexión en su carrera".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes