Toni Nadal: "Me cuesta imaginar y aceptar la ausencia de público"

El mallorquín escribió una sincera columna en la que dio su opinión sobre la decisión de su sobrino de no jugar el Us Open.

Toni Nadal. Fuente: Getty
Toni Nadal. Fuente: Getty

Sincero, honesto y pacificador. Así se ha mostrado Toni Nadal con respecto a los últimos acontecimientos que tienen lugar en el mundo del tenis. Con la vuelta oficial del deporte de la raqueta en Palermo, los chicos esperan algo más, concretamente a la burbuja de Nueva York en la cual se jugarán dos de los torneos más importantes del circuito. A esos torneos ha renunciado su sobrino, Rafael, mientras que otros tenistas de élite como Novak Djokovic, Stefanos Tsitsipas o Dominic Thiem han recalcado que, si no hay cuarentena obligatoria, acudirán a la cita neoyorkina.

Sobre este y muchos otros temas habló Toni en una detallada columna para El País. Con palabras de su propio puño y letra y un titular bastante filosófico ("Somos dueños de nuestros miedos") analizó las decisiones tomadas por las mejores raquetas del mundo. Y Toni entiende todas aunque difieran en el resultado final. "Tan comprensible me parece la disputa del Us Open por parte de Djokovic, Tsitsipas o Thiem como la renuncia de Nadal, Federer o Wawrinka. Debemos entender la aprensión a tomar diferentes vuelos y alejarse de casa cuando las cosas continúan siendo tan inciertas".

Si bien Tío Toni entiende la decisión de Nadal, solo hay una pequeña preocupación que deja clara: "Solo espero que, en el caso de Rafa, sus resultados en Roland Garros no se vean comprometidos por una inactividad de tantos meses". A juzgar por la carga de entrenamientos sobre tierra batida en su Academia, está claro que Nadal se prepara concienzudamente para la cita en la Chatrier. Allí no sabemos aún si se permitirá la presencia de público, pero en Flushing Meadows viviremos por primera vez un Grand Slam "mudo". Y eso es algo a lo que Toni no terminará de acostumbrarse.

"Me cuesta aceptar e imaginar la presencia de público en las gradas. Son muchas ocasiones en las que he escuchado a mi sobrino, al igual que a otros tenistas, dirigirse personalmente a los espectadores para agradecer su apoyo y el papel tan importante que han tenido de cara a levantar un trofeo. Puedo asegurar que no son palabras vacías ni frases hechas. Los gritos y el fervor del público tras un gran intercambio, la emoción que muestran ante una victoria y la decepción en una derrota: eso, en gran medida, es lo que da sentido a este deporte y alimenta la adrenalina del tenista".

Por muy extraño que nos resulte, la prohibición del público en las gradas es una de las reglas vitales del protocolo anti-COVID ideado por la USTA. Estos esfuerzos no pasan en vano para el entrenador, que recalca el mérito de la Federación Estadounidense. "El esfuerzo que se está llevando a cabo para garantizar la seguridad y la salud de aquellos que disputarán el torneo, así como para asumir la incertidumbre de los torneos, me merecen una buena valoración. Que la competición vuelva es necesario para muchos tenistas y sus equipos, además de para muchas empresas satélites que viven del funcionamiento regular del circuito".

Por último, Toni destacó la redistribución del prize money llevada a cabo por la USTA, aumentando el dinero en premios hasta la disputa de los octavos de final. Una decisión valiente y acertada desde su punto de vista, ya que beneficia así a los tenistas con un ranking más bajo que verán en el Grand Slam neoyorkino un salvavidas económico. Así pues, con la bendición del manacorí y el respeto hacia aquellos que deciden no partir hacia tierras estadounidenses, solo podemos descontar los días del calendario para que la pelota vuelva a rodar y el tenis masculino se ponga en marcha.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes