"Espero que todo el mundo haga lo correcto, el tenis tiene que volver"

Francis Tiafoe contó su experiencia tras dar positivo por coronavirus y apela al compromiso colectivo para que el tenis vuelva de forma segura.

Frances Tiafoe, en la exhibición de Atlanta, donde dio positivo. Fuente: Getty
Frances Tiafoe, en la exhibición de Atlanta, donde dio positivo. Fuente: Getty

Frances Tiafoe encaraba la exhibición de Atlanta con muchas ganas de volver a la pista. El afroamericano estaba enchufado, con el deseo de competir ante sus compatriotas y disfrutar del deporte que ama desde chico. Tras su victoria contra Sam Querrey, sin embargo, todo se torció. Frances dio positivo en su último test por coronavirus, lo que significaba el comienzo de una pesadilla por la que nadie quiere pasar, la noticia que nadie quiere recibir.

Ubiquémonos varias semanas después. Tiafoe, por suerte, ya está recuperado. Tiene las mismas ganas de volver a competir como antes, y aboga por el compromiso colectivo ante la vuelta del tenis. El nativo de Maryland habló para el Washington City Paper y expresó, en primer lugar, su perplejidad ante el positivo. "No sé si lo cogí en el aeropuerto, cuando volé desde Florida, donde entrenaba, hasta Georgia. No sé si entré en contacto con alguien antes del torneo, cuando fui a conseguir comida. No lo sé: podría haber sido por cualquier cosa".

El asunto se vuelve más espinoso cuando tenemos en cuenta que tanto Tiafoe como su entrenador, Wayne Ferreira (exjugador, a quien contrató justo una semana antes de que el circuito se suspendiera) dieran negativo antes de montarse en el avión hacia Atlanta. Los síntomas aparecieron poco antes de su partido ante Querrey: un pequeño dolor de cabeza y diarrea. Tiafoe no les echó mucha cuenta. "No sabía que tener diarrea podía ser uno de los síntomas del virus". Al día siguiente, claro, la noticia saltó: su segundo test saldría positivo.

"Pensaba, no puede ser, tienes que estar de broma. Un montón de cosas pasaron por mi cabeza. Pensaba que esto iba a explotar, que iba a estar por todos lados. Pensaba en cómo podía salir de Atlanta, que mi hermano también lo tendría..." Y efectivamente, su hermano Franklin también dio positivo, pero diez días después. Mientras tanto, Ferreira llevó a los hermanos Tiafoe desde el lugar del evento hasta Carolina del Sur, con su madre. Allí llevarían a cabo una extensa cuarentena, principalmente aislados en el sótano, sin ningún tipo de contacto directo con su madre. El propio Ferreira tampoco sabe cómo los hermanos se contagiaron.

"No fuimos a ningún lado, realmente. Entrenábamos en Florida y de ahí nos íbamos directamente a casa. Allí se quedaba y salvo que lo cogiese volando, no hay otra posibilidad. Fue algo bastante raro". Después de pasar el mal trago, Wayne tiene claro que su pupilo va a hacer mucho ruido en Nueva York. Pero ruido tenístico, claro. "Ha trabajado durísimo tras todo lo que pasó. Ha mejorado e implementado cosas en su juego, cosas que quiere poner en práctica en los partidos. Todo el mundo tiene muchas ganas de volver".

Mientras tanto, el diagnóstico de Tiafoe es claro: el tenis debe volver. "Los organizadores del Us Open son profesionales, y confío en que puedan hacerlo todo al más alto nivel. Obviamente es muy complicado, pero espero que casi todo el mundo dé negativo antes del torneo y si no es así, que hagan una cuarentena... que todos hagamos lo correcto. Si lo conseguimos, no veo por qué no se puede disputar el torneo. La gente quiere competir, volver a hacer lo que ama de nuevo".

Lo dice un chico que consiguió ganar un partido de tenis con el COVID en su cuerpo. Frances ya ha pasado lo peor, quiere volver con fuerza y con Ferreira a su lado (solo viajará con él a Nueva York), tiene ganas de ser profeta en casa. Ahí estaremos para verlo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes