Simon: "Este parón beneficiará a los jugadores de entre 25 y 30 años"

El francés ofreció una visión de primera mano sobre cómo un tenista profesional puede afrontar un periodo tan largo de tiempo sin pisar las canchas.

Gilles Simon, durante el Challenger Elite de la FFT. Fuente: Getty
Gilles Simon, durante el Challenger Elite de la FFT. Fuente: Getty

Tras la vuelta a la competición de las mujeres en el WTA de Palermo, la ATP tendrá que esperar un poco más pero empieza a atisbar los primeros brotes verdes en los tiempos de coronavirus. Si los permisos para no hacer cuarentena al volver de Nueva York no lo impiden, y con una posibilidad de boicot que parece perder fuerza con el paso de los días, Cincinnati podría ser el primer torneo en una vuelta a la competición impensable hace varios meses. Y los jugadores ya lo saben, entrando en una fase mucho más intensiva de preparación.

Gilles Simon siempre ha sido alguien que no se muerde la lengua al hablar, y que durante el confinamiento ha emitido opiniones explosivas sobre un amplio rango de temas. Con la vuelta del tenis cerca, esta vez el francés ofreció su visión más analítica para explicar cómo un tenista profesional se prepara tras estar cinco meses parado y a quiénes podrían beneficiar más esta situación sin precedentes. Lo hizo en un artículo escrito en la propia página oficial de la ATP.

"Creo que este periodo va a venir mejor a jugadores de entre 25 y 30 años. Pienso que ya tienen cierta experiencia en el circuito y que están en un momento idóneo de sus carreras para mejorar su tenis y hacer una especie de 'chequeo' acerca de qué ha pasado en la primera parte de su trayectoria. Esos jugadores de mediana edad empiezan a entender sus debilidades y han empezado a trabajarlas, sabiendo que aún tienen energía de sobra para hacerlo. Aún son jóvenes y están sanos: a ellos esto les ha venido bien".

Según las palabras de Gillou, jugadores como Dominic Thiem, que deberían alcanzar en la actualidad la madurez (al menos en el plano físico) de su trayectoria, son quienes deben llevar la voz cantante del circuito una vez el tenis vuelva a desarrollarse con normalidad. "Es el momento ideal para trabajar muchísimo y mejorar tus debilidades sabiendo que la semana que viene no tienes un torneo al que acudir. Este es el momento si necesitar mejorar algo en tu juego de forma urgente: algunas cosas necesitan tiempo para ser arregladas".

Muy reveladora resulta la mención que hace Simon a la presión del circuito ATP, a la necesidad de jugar torneos prácticamente semana sí y semana también. "En el tenis hay algo muy duro, y es que siempre tienes torneos y cosas que hacer en el futuro más próximo. Te dices, "debo mejorar el segundo servicio, pero necesito tiempo para hacerlo". Digamos que quiero ser más agresivo con mi segundo servicio, y después de trabajar durante una semana en eso, voy a un torneo y hago 10 dobles faltas seguidas. Ahí finalizas ese intento de mejorar. Tienes mucha presión, por ejemplo, para no perder tu ranking".

Con tiempo de sobra sin torneos en el horizonte para hacer esas pequeñas mejoras a tu juego, el tenista de Niza también mencionó el futuro que afrontan los veteranos como él. ¿Cómo han afrontado este parón tan largo? "Creo que la clave en este periodo es trabajar el físico. Lo más importante es mantenerte en forma, pero sin machacarte; necesitas tiempo para prevenir lesiones, ya que tu cuerpo no es el que era cuando tenías 20 años. Por aquel entonces, podías jugar durante 4 horas seguidas sin ningún problema. Para nosotros eso es algo diferente a día de hoy".

Y es que cuando tienes 35 o 36 años, Simon menciona que esos cambios en tu juego que podrías hacer en la madurez de tu carrera, ahora resultan casi imposibles de llevar a cabo: "Cuando llevas haciendo algo durante mucho tiempo, es muy complicado cambiarlo. Por ejemplo: mi volea nunca ha sido muy buena. He tratado de mejorarla durante toda mi carrera, todavía puedo trabajar en eso. No es un problema, pero nunca será una gran volea, es un apartado del juego con el que nunca me voy a sentir tan cómodo como con otros.

Sería una enorme sorpresa si, de repente, vuelvo tras tres meses con la mejor volea del circuito, jugando saque y volea. Tengo que ser realista en algún momento. Claro que puedo mejorar cosas sobre mi tenis, pero el foco está en estar más tranquilo, tener más confianza, usar este momento para ver las cosas de otro modo, con un enfoque distinto". Ha tenido tiempo de sobra para hacerlo: veremos si, sobre la pista, Gillou vuelve con energías renovadas.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes