Alize Lim, la tenista-periodista

La francesa de 30 años, que todavía sigue en activo, brilla con luz propia en el Ultimate Tennis Showdown de Mouratoglou con su nuevo rol de reportera.

Alize Lim entrevistando a Richard Gasquet. Fuente: Tennis Majors
Alize Lim entrevistando a Richard Gasquet. Fuente: Tennis Majors

Hace algunas décadas, cuando el circuito femenino fabricaba niñas prodigio por arte de magia, Monica Seles dejó una frase que retumbó en la cabeza de todos los padres: “La mujer tenista tiene su mayor potencial hasta los 21 años”. ¿Y luego qué? Según la oriunda de Novi Sad, luego ya nada es lo mismo. Estos horquilla se ha ido ampliando con el paso del tiempo hasta el punto de que ahora las veteranas tienen incluso más opciones de éxito que las jóvenes, sin embargo, si a los 30 todavía no has dado el salto… es que algo falla.

Esto es lo que ha debido pensar Alize Lim, actual 625º del mundo y con los 30 recién cumplidos desde hace un par de semanas. La francesa llegó a ser considerada uno de esos talentos por explotar de la cantera gala, pero jamás logró pasar la barrera de las cien mejores, nunca consiguió ganar un partido en Grand Slam, ni siquiera disputar alguno más allá de Roland Garros. Era el momento de probar cosas nuevas y así lo hemos visto en el Ultimate Tennis Showdown, de Patrick Mouratoglou, donde la parisina se ha convertido en la periodista de cabecera a la hora de hablar con los tenistas. (

“Aquí los jugadores están en una atmósfera diferentes, están más abiertos, tienen la oportunidad de ser ellos mismos y no tan introvertidos como habitualmente les vemos en los torneos”, reconoce Lim para Tennis Majors ya sin miedo a ubicarse desde el otro lado de la barrera. ¿Significa esto que la retirada está cerca? No de momento, pero viendo sus últimos resultados (dos cuartos de final en dos ITF de $15.000 en el mes de enero) es posible que se trate de un plataforma que le auxilie para pasar de un barco a otro. “Es mucho más fácil para mí si me encuentro haciendo algunas cosas diferentes que si estoy haciendo una sola, de esa manera nunca encuentro la monotonía. Ahora mismo mi principal prioridad es administrar toda mi energía entre todas las cosas en las que estoy involucrada”, confiesa la francesa.

Nunca antes había experimentado nada dentro del mundo del periodismo, quizá por eso ha sorprendido tanto la naturalidad y la frescura que Alize ha aportado estas últimas semanas entrevistando a jugadores de la talla de Richard Gasquet o Matteo Berrettini. “Sobre todo me gusta la parte humana, me encanta hablar con la gente, profundizar en las personalidades de las personas. Lo más satisfactorio es acabar una entrevista con alguien y sentir que has llegado a conocerla mejor, de una manera natural y honesta”, celebra.

Viendo su éxito con el micrófono, ahora se vuelve todavía mas complicado imaginarnos a Lim dando un giro a situación deportiva, aunque hubo algunos que nunca terminaron de apostar por ella. “En general, durante mi vida siempre traté de encontrar una manera de hacer otras cosas, eso es precisamente lo que no me ayudó a centrarme en el tenis. Me lesionaba mucho y rápidamente perdía el enfoque. Me sentía culpable por eso, así que digamos que la sensación fue doblemente negativa”, reconoce la francesa.

“Un día, de repente, conocí a alguien que me ayudó a entenderme mejor. En ese momento descubrí que comprenderme a mí misma era algo que necesitaba, esta es la forma en que funciono, así que no puedo tomar otra dirección. Está bien no ser como todos los demás, ya no me importa que la gente me juzgue, que me digan que no estoy centrada, o que no he puesto mi 100% en el tenis. Si es así como funciono, seré feliz con ello”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes