El 'error' de Sara Errani que podría haberle pasado a cualquiera

Después de tres horas de partido y con la mente cargada de adrenalina por la victoria, Sara Errani cometió un error cuando ya recogía para irse. Algo tan natural y habitual como quitarte la muñequeca y regalársela a un espectador, un gesto que en estos momentos está prohibido debido al protocolo de seguridad del coronavirus. La italiana, que no se dio cuenta, pidió perdón en cuanto la juez de silla le llamó la atención. No sé si será en Palermo o en Praga, pero seguramente veamos más veces este episodio.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes