Muguruza: "Si me tengo que quedar con un partido, me quedo con la final de Roland Garros"

La tenista española dio una entrevista muy interesante en la que habló de la influencia de Conchita, Venezuela o sus mejores momentos en una pista de tenis.

Garbiñe Muguruza con el título de campeona en Roland Garros. Fuente: Getty
Garbiñe Muguruza con el título de campeona en Roland Garros. Fuente: Getty

Garbiñe Muguruza sigue preparándose para la vuelta a la competición oficial en Ginebra, Suiza. Hasta allí viajó su entrenadora, Conchita Martínez, para preparar un plan que deje al 100% a la tenista hispanovenezolana y la haga continuar en el mismo estado de forma que le ayudó a principos de año a llegar a una nueva final de Grand Slam. Mientras tanto, después de una cuarentena en la que Garbiñe ha redescubierto sus gustos y abierto su vena creativa, aún tiene tiempo para hablar sobre un amplio espectro de temas.

Así lo hizo con el diario colombiano El Tiempo. Muguruza habló de su época en Sudamérica, de la influencia de sus hermanos antes de dar el salto a España; repasó los mejores momentos de su carrera y dio su visión sobre el futuro del tenis femenino y el masculino. Una amplia variedad de temas que recogemos aquí.

- Infancia en Venezuela: "Mis hermanos, Asier e Igor, fueron mis héroes. Nuestro sueño era el mismo, ser tenistas profesionales. Tenemos una unión muy fuerte, e hicimos un recorrido muy largo para que pueda jugar al tenis. Primero en Venezuela, todo fue un sueño familiar que ahora estoy cumpliendo. Los recuerdos de mi infancia allí son los mejores, me hace mucha falta Venezuela. Estoy muy orgullosa de haber nacido allí, de hecho aún tengo familia. Recuerdo las noches en la playa, me encantaría volver a visitar a mi familia, todavía me siento muy latina".

- Su nacionalidad y pensamientos sobre Venezuela actualmente: "Tardé mucho tiempo en tomar una decisión sobre mi nacionalidad. Fue una decisión muy difícil, porque me siento latina, me identifico con ambos países. España, sin embargo, es un país con más tradición tenística; entrenaba allí y la situación de inestabilidad política en Venezuela me generaba dudas. Aún así, me siento plenamente identificada con Venezuela, aunque en la televisión solo pueda salir una banderita. Ahora mismo sufro mucho por el pueblo venezolano, que lo está pasando muy mal. El país está en manos de gente incapaz de hacer su trabajo, de gobernar un país que tiene grandes personas y mucha riqueza. Siento lástima".

- Relación con Serena y cómo fue vencerla en su primer Grand Slam: "Tenemos una relación muy competitiva. Bajo mi punto de vista es la mejor jugadora de la historia, una de las mejores rivales que alguien puede tener. Alguien como ella te hace sacar tu mejor tenis para poder ganarle; hacerlo no ha sido fácil, porque es una leyenda. Los recuerdos de mi final contra Serena en Roland Garros son realmente especiales. Es un torneo con mucha importancia en España, ya que se juega sobre tierra batida, la superficie en la que me crié, siempre soñé con jugar ese torneo. Fue muy especial conquistar mi primer Grand Slam allí, además ese día jugué muy bien a pesar de medirme a Serena y a mis nervios".

- Convivir con la derrota: "Cuando eres joven eres más sensible a la derrota, se sufre mucho más. No hay un secreto para hacerlo, pero sí es verdad que con los años empiezas a asimilar la derrota mucho mejor, los años me han ayudado para hacerlo. Esto no significa que no me afecte perder, simplemente antes necesitaba más días para recuperarme, hoy en día trato de pasar página lo más rápido posible para volver a entrenar".

- Las derrotas más duras: "Las derrotas más duras son las que se dan en Grand Slams. La madurez, sin embargo, me ha ayudado a apreciarlas también: en Australia este año entendí que era un momento especial, por ejemplo. Mi rival mereció más ganar, pero eso no significa que tenga que dejar de disfrutar del momento de llegar a una final de Grand Slam ni de que el torneo haya sido malo. También destacaría la derrota ante Serena en Wimbledon, era joven y un poco menos consciente de lo que había logrado".

- Vuelta al trabajo con Conchita: "Antes trabajamos juntos por algunos momentos, pero no acababámos de coincidir del todo. Ahora sí. Conchita me entiende como entrenadora porque fue una excelente jugadora, y no es fácil encontrar entrenadores que te puedan entender en determinadas situaciones. Nuestra unión es buenísima. Cada vez necesito menos palabras para que ella me entienda, la señal de que esta es una buena alianza".

- Por qué rompió con Sumyk: "Tuve cuatros años de muchos éxitos con él, en los que gané dos Grand Slams y llegué a ser la número uno del mundo, pero nuestro ciclo había llegado a su fin. Después de tanto tiempo, quizás necesitaba una voz nueva, energía diferente. Además, sentí que era diferente como jugadora, que necesitaba un nuevo tipo de entrenamiento, una renovación en la forma de trabajo".

- La inestabilidad del circuito femenino en comparación con el masculino: "Creo que lo normal es lo que pasa en nuestro circuito, que haya mucha competitividad entre varias tenistas. Lo que no es normal es que coincidan tres de los mejores de la historia en la misma época, que es lo de los hombres. Lo normal es que, como pase en las mujeres, cuando una pierda baje y cuando gane suba. Lo de Serena es caso aparte, es una fuera de serie, muy complicado hacer lo que ella ha hecho".

- Posible unión WTA/ATP: "El tenis es uno de los deportes en el que hay mayor igualdad en los salarios entre hombres y mujeres, hay otros deportes donde la diferencia es enorme. Una fusión entre ambas entidades me parece interesante, sería muy llamativo, aunque no sé cuánto trabajo necesitaría. Si hay algún momento para hacerlo, con todo lo que estamos viviendo, quizás sea este".

-

Comentarios recientes