Puig: "A veces toco la medalla de oro porque no me creo que la ganara"

La puertorriqueña desvela sus sensaciones tras recuperarse de una grave lesión, rememora todo lo vivido estos años y deja reflexiones curiosas.

Mónica Puig habla de sus éxitos y problemas. Foto: gettyimages
Mónica Puig habla de sus éxitos y problemas. Foto: gettyimages

Su nombre queda ya lejano, su hazaña se va perdiendo en la neblina que puebla las mentes cortoplacistas y la pesadilla puede llegar a su fin. Resulta impresionante asociar un éxito como un oro olímpico a la desgracia posterior, pero este ha sido el caso de Mónica Puig. La puertorriqueña hizo historia para el deporte de su país y sorprendió a propios y extraños con un triunfo memorable, cuyas consecuencias fueron dramáticas en los años posteriores. Presión inasumible, odisea de lesiones, depresión, constantes decepciones deportivas. Ahora que el mundo está sumido en el caos por la pandemia del coronavirus, Mónica quiere reencontrarse consigo misma y emerger con más fuerza, tal y como comenta en Tennis.com.

"Han sido los tres peores años de mi vida", comenzaba diciendo Puig en un artículo para Behind The Racquet en el que analizaba su periplo por los infiernos tras alcanzar el paraíso. Ahora, Puig está jugando la WorldTeamTennis y recuperando sensaciones tras una grave lesión en el codo que le obligó a pasar por el quirófano. "He aprovechado al máximo el tiempo de la cuarentena para ponerme en forma y volver a sentir la adrenalina de la competicióne es fabuloso. Lo que menos me gusta del tenis es viajar sola, así que las competiciones por equipos me encanta, disfruto mucho y ojalá hubiera más", asevera la puertorriqueña.

Mónica Puig y tres años de lágrimas

Mónica Puig y tres años de lágrimas

La puertorriqueña Monica Puig desvela y relata la etapa más dura de su carrera: los tres años que han pasado desde que ganó los Juegos Olímpicos.

Seguir leyendo

Tendrá que esperar otro año para defender su oro olímpico y quizás así, deshacerse por completo de esas malas sensaciones que han poblado su mente durante tanto tiempo. "No hubiera llegado en forma si se hubieran jugado esta temporada, así que estoy contenta de que se hayan pospuesto. La experiencia de estar con los mejores deportistas del planeta en un evento así es surrealista", asevera. "Siento que estos años me han hecho madurar y convertirme en la mujer que soy hoy en día. Me siento más empoderada y con capacidad para hacer cosas que antes me podían asustar", reflexiona.

"A veces, todavía no me creo que pudiera ser campeona olímpica. Busco la medalla en mi casa, y me quedo mirándola y tocándola para recordar lo que fui capaz de hacer. Eso perdurará para siempre, mi nombre estará asociado a la historia olímpica y es un tremendo orgullo para mí. Tan solo quiero volver a experimentar las sensaciones en pista que tuve esas semanas y seguir disfrutando de este deporte, ahora ya con toda la experiencia acumulada", declara Mónica Puig.

Comentarios recientes