"Cuando jugué con Djokovic la primera vez, sentí que tenía algo diferente y especial"

El primer rival que tuvo el serbio en el circuito ATP desvela sus sensaciones al jugar contra él y reflexiona sobre la gran mejoría que ha tenido.

Novak Djokvic en su debut ATP. Foto: gettyimage
Novak Djokvic en su debut ATP. Foto: gettyimage

Rememorar los inicios de una leyenda supone un ejercicio entrañable de nostalgia, satisfacción por lo visto pero, también, una manera de intentar entender de qué pasta están hechos los mejores de la historia y cómo se pueden detectar esos intangibles que caracterizan a los grandes campeones, más allá de la calidad en sus golpes y la disposición física y mental. Novak Djokovic hizo su debut en el circuito ATP en el torneo de Umag 2004, con 17 años recién cumplidos y todo por demostrar. Su rival fue Filippo Volandri, que por aquel entonces ya era 65 del mundo y daba claras muestras de su facilidad innata para jugar sobre tierra batida.

"Empecé muy bien, ganando fácil, me puse 5-1 y sentía que aunque jugaba muy bien, a ese chico le faltaba fortaleza física para poder hacerme daño. Se le veía luchando mucho contra sí mismo porque tenía serios problemas para respirar", comentó en la web de la ATP el italiano recordando los problemas que martirizaron al serbio en sus inicios y que resolvió operándose de vegetaciones. "De repente empezó a subir su nivel, fue una reacción impresionante que llevó el parcial al tiebreak. Hay cosas que se pueden aprender, pero ese tipo de actitud ante la adversidad se tiene o no se tiene, y hay muy pocos capaces de demostrarla a esa edad", declaró el Pippo.

El encuentro terminó con un resultado de 7-6 (5) 6-1, pero una sensación había calado hondo en Volandri. "A nivel de flexibilidad estaba a un nivel superior al de cualquier jugador y era capaz de golpear muy fuerte a la pelota. A pesar de no estar trabajado físicamente, imprimía velocidad a sus golpes sin perder efecto. Me resulta difícil explicar lo que se siente cuando se juega con alguien especial. No sé, quizá sea actitud, poder mental... Me pareció que jugaba demasiado atrás en la pista, y poco tiempo después, vi cómo corrigió su posición en la cancha y jugaba encima de la línea de fondo. Eso es lo que ha marcado la diferencia en su carrera, es impresionante cómo mantiene la posición en la pista", aseveró.

Al año siguiente ya estaba el balcánico jugar con mayor recurrencia torneos ATP y siendo de la partida incluso en eventos Masters 1000. "Es extraño recordar ese partido. Nunca puedes decir si un chico a esa edad será número 1 o no, pero definitivamente tenía algo especial. Tiene uno de los mejores reveses de la historia del tenis y en los momentos cumbre demuestra que es un gran campeón", rememora Filippo Volandri, que nunca podrá olvidar ese primer envita ante un Novak Djokovic que ya apuntaba maneras.

Comentarios recientes