De Miñaur: "Mi nivel ante Nadal en la ATP Cup es el que debo mostrar siempre"

El tenista australiano estuvo con PuntodeBreak durante la Copa del Rey y explicó por qué su duelo ante Nadal en la ATP Cup fue especial para él. 

Alex de Miñaur durante la Copa del Rey de Huelva. Fuente: Antonio García de la Cruz
Alex de Miñaur durante la Copa del Rey de Huelva. Fuente: Antonio García de la Cruz

Alex de Miñaur llegó a Huelva con ganas de alimentar a la bestia. La disputa de la Copa del Rey no era un tema baladí para el número 26 del mundo: se trataba del primer torneo de exhibición que jugaba desde hacía bastantes semanas, con dos choques de altura en el horizonte para calibrar en qué momento tenístico se encuentra. Y no decepcionó: derrotó a Alejandro Davidovich en un envite bastante entretenido, a la par que competitivo, y cayó con dignidad en la final ante un Roberto Bautista que gozaba de mayor kilometraje durante los últimos días.

Con la gira estadounidense en el horizonte (allí está Alex si no hay mayores inconvenientes), el balance de los dos días en Huelva ha sido realmente positivo. Esa competitividad extrema que el jugador nacido en Sydney muestra en la pista choca diametralmente con los efectos del confinamiento: estar en casa sin poder coger la raqueta era algo que deseaba dejar atrás. "Yo, como todos los jugadores, estaba deseando poder competir otra vez. Es por lo que entrenamos, por lo que estamos tantas horas fuera jugando al tenis. Si se puede volver a jugar, en el momento que se pueda volver a jugar, yo estaré preparado para competir”.

Con la participación en Cincinnati y Us Open bastante encaminada, la turbulenta temporada 2020 se presenta como un desafío ante el cual es difícil prepararse. La acumulación de muchos torneos en muy poco espacio suponen un escenario ante el que De Miñaur sí piensa que pueden establecerse objetivos: “Claro que se pueden poner objetivos claros. Para mí esos objetivos serán intentar volver de la mejor manera posible después del parón. Voy a intentar que no se note este parón y poder volver a sacar mi mejor tenis”.

A pesar del durísimo varapalo que supuso no jugar el Open de Australia debido a una lesión abdominal contraída durante la ATP Cup, precisamente fue este torneo el que impulsó a De Miñaur en el apartado psicológico y tenístico, el que le llevó a dar su mejor tenis. Concretamente un partido: el que jugó ante Rafael Nadal en semifinales, donde cayó derrotado pero mostró una gran versión y en el que arrolló al manacorí durante un set. La importancia de ese encuentro es fácil de entrever cuando le escuchas hablar de él.

"Aquel día pasaron muchas cosas, pero noté que mi chip cambió durante aquel partido. Por las circunstancias, jugar en casa… fue un partido muy competitivo, en el que estuve muy cerca. Ese es el nivel que yo creo que tengo, siento que tengo que sacar ese nivel siempre. Ese es el objetivo y espero que pueda conseguir sacar ese nivel más a menudo”.

Ciertamente su desempeño en el primer set evidenció que en Alex hay madera de gran jugador, pero ya se atisbaban brotes verdes anteriormente. Ganador en Atlanta y Zhuhai, finalista en Basilea y cuarta ronda en el Us Open: resultados de altura en una segunda parte de la temporada en la que le tocaba defender bastantes puntos. Pero el ranking ha cambiado y ahora Alex solo podrá sumar en otros torneos donde no lo hizo tan bien.

“Al final cualquier decisión tomada iba a ser difícil, mejor para algunos jugadores y peor para otros. Es lo que hay. Al menos si se vuelve a jugar tendremos una buena cantidad de puntos por conseguir mientras que no perderemos mucho ranking”, comentaba De Miñaur en referencia a este tema. Si algo parece claro, desde luego, es que la ambición y las ganas de volver a estar en la pomada están ahí. Demon tiene hambre.

Fotografías: Antonio García de la Cruz

LA APUESTA del día

Comentarios recientes