La terrible crisis de las grandes potencias tenísticas

Muchas son las grandes potencias del tenis que actualmente no están atravesando su mejor momento en cuanto a calidad de jugadores se refiere.

Bjorn Borg. Foto: Getty Images
Bjorn Borg. Foto: Getty Images

A lo largo de la historia del tenis, han existitdo un gran número de países que han ostentado un organigrama federativo y un apoyo muy grande para convertirse en potencias mundiales en el deporte de la raqueta. Continuamente han salido numerosos jugadores profesionales ATP de gran calidad, acompañados de entrenadores y preparadores fisicos de gran renombre. Además del ya conocido caso de España; Francia y Alemania parecen seguir con la tendencia positiva de seguir teniendo a muchos tenistas profesionales dentro del top 100, pero... ¿qué ocurrirá con grandes potencias como Argentina, Suecia o Australia? Estados Unidos parece haber encontrado nuevamente el camino del éxito, pero aún le queda una larga travesía por recorrer. Analicemos detalladamente la situación.

Argentina ha contado en este siglo con jugadores de gran calibre. Gaudio, Chela, Cañas, Puerta, Coria y Nalbandian. En un país donde el tenis tiene muchísima relevancia, parece que no se ha llevado a cabo un relevo generacional de garantías para poder sustituir a todos los jugadores mencionados anteriormente. Es cierto que Juan Martín del Potro se ha convertido en uno de los mejores jugadores del circuito, pero las continuas lesiones le han impedido explotar y convertirse en un número uno del mundo. Tampoco olvidarnos del gran Diego Schwartzman, un tenista que ha estado al borde de entrar al top ten y que por sus características de juego es uno de los jugadores más complicados de vencer en una cancha de tenis. Pero lejos de estos dos jugadores nadie más ha explotado. Jugadores como Delbonis, Mayer, Pella o Londero siempre han estado en una segunda o tercera línea y no se han asomado a los grandes focos mediáticos. En el tema de futuros, en estos momentos solo Axel Geller o Sebastian Baez parecen ser las únicas noticias positivas para el tenis argentino.

Si Argentina ha dado un paso atrás en términos tenísticos, ojo a lo sucedido con Suecia. Un país que en la década de los 70, 80 y 90 han contado con tenistas como Bjorn Borg, Mats Wilander, Stefan Edberg, Thomas Enqvist o Thomas Johansson, ahora parece estar en una enorme crisis y que no sabe como salir. Tan solo la irrupción de Robin Soderling hace algo más de una década fue la única buena noticia para el tenis sueco. Actualmente ni los hermanos Ymer ni Erikkson pueden sostener a todo un país que siempre ha cosechado tenistas de gran renombre. Viendo el futuro, parece poco probable que Karl Friberg, Simon Yitbarek o Leo Borg puedan inscribir su historia en el tenis. El futuro lo dirá.

Australia es otro caso muy conocido. Una enorme potencia en el tenis que ha contado en su haber con jugadores como Rod Laver, Roy Emerson, Ken Rosewall, Patrick Rafter o Lleyton Hewitt y que a día de hoy parece muy lejos de encontrar a un tenista que pueda repetir dichas hazañas. A bote pronto, solo los nombres de Alex de Miñaur y Nick Kyrgios pueden tener opciones de hacer algo en un futuro quizás un poco lejano, pero aún tienen muchas cosas que pulir si quieren llegar a la mitad de lo que consiguieron los tenistas nombrados en la lista anterior. Tampoco podemos olvidarnos de Alexei Popyrin que poco a poco va subiendo su nivel tenístico y está llamado a ser un jugador de segunda línea a tener muy en cuenta en el futuro.

Actualmente en España la situación parece estar controlada, y es que el gran nivel de jugadores como Rafael Nadal o Roberto Bautista hace que el tenis español no esté obligado a buscar jóvenes promesas a corto plazo. Además, el gran nivel de jugadores como Alejandro Davidovich, Nicola Kuhn o Carlos Alcaraz, hace que el futuro del tenis español esté bien ocupado, aunque no podemos olvidar que superar a esta generación de tenistas es tarea prácticamente imposible de superar. Estados Unidos ha vivido años de transición tras las retiradas de Roddick, Fish o Blake, pero parece que la generación de Fritz, Paul, Opelka o Tiafoe pintan muy bien.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes