"El año pasado fue muy intenso para Rober"

El entrenador de Roberto Bautista explica cómo han planificado estos meses y no se muestra muy optimista con la vuelta del tenis.

Roberto Bautista. Foto: Getty
Roberto Bautista. Foto: Getty

Roberto Bautista es uno de los tenistas que más actividad tenística ha programado para este mes de julio. El tenista alicantino ha tenido que bajarse de la Liga Mapfre al clasificarse para las semifinales del Thiem's 7 que se está jugando en Kitzbuhel, pero su intención de tener ocupado el mes previo al que se intuye, aunque es difícil asegurar, será el mes de reinicio del tenis profesional. Sobre la preparación y la necesidad de cuidar bien todos los detalles ha hablado su entrenador Pepe Vendrell, en las páginas del diario 'AS'.

Aunque inicialmente la charla comienza con la decisión de Rober de jugar estas exhibiciones, Vendrell cuenta cómo es Bautista a nivel físico en relación a la carga de entrenamientos y partidos. “La idea era jugar a un nivel decente en esos eventos, porque ahora no toca otra cosa. El que mida bien llegará bien. Está claro que la edad de Rober no permite un gran desgaste físico y mental en estos momentos. Hay que seguir en una distancia media, porque él coge muy veloz la forma. Con dos semanas de trabajo intenso estaría preparado para competir. Los descansos le sientan fenomenal. Hay jugadores que necesitan más contacto con las rutinas, pero él es todo lo contrario, el descanso le ayuda una barbaridad, le da una frescura que agradece en la cancha luego. Cada uno tiene una mentalidad diferente, y en función de eso tiene que aclimatarse”.

Y en todo eso seguramente ha tenido también que ver el final de temporada pasada, muy difícil, peor sobre todo intenso. “Tuvo siempre unos horarios y unas rutinas creadas por preparador físico para que no se levantara sin tener nada que hacer y así tener la mente organizada. Lo contrario, a él le mata. Además, como vive en una finca con huerto, caballos, gallinas, pues se puso al día con cosas que tenía pendientes. El año pasado, sobre todo al final, fue todo muy intenso para él. Falleció su padre, se casó, empezó la pretemporada, llegó a Australia y se le notó cansado. No pudo estructurar en su cabeza todo lo que había ocurrido. Se confirmó también el embarazo de su mujer y este parón espero que le habrá ayudado, porque iba a todo trapo”.

Vendrell, por último y por otro lado, no es muy optimista con la vuelta del tenis. "Hay que variar, ser listos, porque a Rober no le puedo tener dos meses entrenándose a tope, porque no está procesado para eso, él cada año hace tres o cuatro semanas de pretemporada como mucho. Hay que ser realistas, la cosa pinta mal, pero no hay que estar pendiente de cada noticia, porque eso genera ansiedad. Los torneos de exhibición serán una herramienta para buscar calidad y pasar minutos en pista”.

Comentarios recientes