Edberg: "Fue un honor ser el entrenador de Roger"

El extenista sueco reflexiona sobre una etapa clave en la carrera de Roger Federer: "Él necesitaba cambiar su forma de jugar".

Edberg, entrenador clave en la carrera de Roger. Foto: Getty
Edberg, entrenador clave en la carrera de Roger. Foto: Getty

Fue un trabajo de una trascendencia de un impacto similar al grado de necesidad con el que se solicitó. No ganó títulos de Grand Slam, pero la influencia de Stefan Edberg en el juego de Roger Federer merece mucho más espacio que algunos de sus años más exitosos. Roger estaba tocado, casi hundido, lesionado corporal y emocionalmente. Y la llegada del sueco supuso el inicio de una etapa tan productiva como enormemente lúdica en el juego del helvético.

Stefan Edberg le ha contado a Mats Wilander, en 'Eurosport', lo que supuso para él coliderar el proyecto que debería de llevar a Roger al lugar perdido en 2013, un año aciago para el de Basilea, plagado de sinsabores y dudas, que no sólo trajo consigo un inmediato impacto como el que lograría Annacone, sino un reformulación en sus formas que conquistó a sus seguidores.

"Obviamente, fue un honor ser el entrenador Roger", admite Stefan, uno de los ídolos de infancia de Federer. "Me tomó un tiempo decidir. De hecho, pasamos una semana en Dubai solo para conocernos antes de ir al circuito, pero por resumir: fue genial estar cerca de Roger, es un gran embajador del tenis, y obviamente, sí, hablamos de tenis, y mucho de estrategia."

Federer, que por su naturaleza ya llevaba dentro una manera de entender el tenis con el que podía probar todo lo que se le pasara por la cabeza, encontró en Edberg la excusa perfecta, el compañero de viaje idílico, para dar rienda suelta a un modo de jugar que, sobre todo en 2015, alcanzó cotas de agresividad y movilidad nunca vistas en la carrera de Roger.

"Quería cambiar su juego y esa fue quizás la razón por la que me llevó a buscar algunas ideas. Él sabe mucho sobre tenis, por lo que hay muchas cosas que puedes enseñarle porque sabe casi todo sobre la pista. Pero fue bueno tener a alguien más que haya estado en la misma posición, tratando de cambiar el juego".

El sueco destacó el cambio de raqueta como una de las elecciones más trascendentales de aquella etapa. “Una vez que vas madurando, quizás necesites cambiar tu juego, y en eso trabajamos mucho. Creo que lo mejor, mirando hacia atrás, fue que cambió la raqueta por una más moderna, eso fue realmente clave. Él cambió su juego un poco. Su movimiento se volvió un poco más agresivo, lo que creo que necesitaba hacer. Así que funcionó muy bien, fue bueno estar cerca de él".

Comentarios recientes