¿Quiénes son los beneficiados y perjudicados por el nuevo ranking ATP?

Analizamos qué jugadores salen ganando con el nuevo sistema de clasificación y quiénes, por el contrario, ven reducidas sus opciones de escalar en el ranking.

Novak Djokovic y Roger Federer, beneficiados por el nuevo ranking. Fuente: Getty
Novak Djokovic y Roger Federer, beneficiados por el nuevo ranking. Fuente: Getty

La ATP ha aclarado todas las dudas en lo referente a los rankings. A partir de ahora y una vez vuelva la acción en el circuito, los jugadores no se verán en la obligación de defender lo conseguido en estos meses del año pasado. Si por motivos de salud o seguridad deciden no viajar a Estados Unidos, estarán en su derecho de hacerlo y computarán los puntos obtenidos en los torneos de 2019. Si mejoran sus resultados, esos serán los puntos que vayan a la clasificación. En definitiva, los 18 mejores resultados a lo largo de los últimos 22 meses. Parece fácil, ¿no?

Más allá de estar más o menos de acuerdo con estas medidas, sí que parece una especie de decisión salomónica que trata de hacer las paces con casi todo el grueso del circuito. Un punto de encuentro en el que es difícil ver a grandes perjudicados, y del que muchos jugadores pueden llegar a beneficiarse. Al fin y al cabo, cuando tu ranking solo puede sumar y es imposible que los puntos se te descuenten, los beneficios son inigualables, ¿no? De todos modos, echemos un vistazo al ranking y veamos hasta qué punto hay jugadores que estarán más o menos contentos con esta medida.

- Principales beneficiados: dentro de la aristocracia del ranking, podría decirse que hay tres jugadores que, por razones distintas, pueden estar muy satisfechos con la decisión que ha tomado la ATP. El primero de ellos, y quizás el que más, es sin duda Roger Federer. Como actual número #4 del mundo y con 6,630 puntos en su casillero, el suizo se quedará con exactamente el mismo ranking de aquí al final de temporada.

En otras circunstancias, la lesión más recaída sufrida por el de Basilea supondría prácticamente una temprana salida del top-10, y quién sabe a qué lugar podría ir a parar. Con este nuevo sistema en el que el suizo podrá guardar sus resultados de 2019, entre los que se incluyen puntos muy valiosos como la final de Wimbledon, el título en Halle o el título en Basilea, su lugar en el ranking quedará determinado por todo lo que sumen sus perseguidores. Con todo lo que nombres como Medvedev o Tsitsipas ya acumularon en 2019... su posición entre los mejores parece relativamente asegurada.

Cierta preocupación tenían también los seguidores de Novak Djokovic, pero la decisión tomada por la ATP también deja al serbio en una muy buena posición para asegurar el número 1 de cara a final de temporada. La mejor noticia, de hecho, es que en agosto los rankings dejarán de estar oficialmente congelados y las semanas en la cima volverán a contar de cara al registro histórico. Teniendo eso en cuenta, el serbio tiene mucho margen para ganar terreno: además de mantener los 2,000 puntos por su título en Wimbledon, tiene posibilidades de mejorar sus prestaciones del 2019 en el Us Open (octavos de final), Cincinnati y Roland Garros (semifinales) y las ATP Finals (fase de grupos).

El otro miembro del top-5 que está entre los grandes beneficiados es Dominic Thiem. El austriaco se encuentra en una tesitura similar a la de Djokovic: no perderá los puntos de 2019, y además, llega un periodo de la temporada donde tiene bastantes posibilidades de mejorar su casillero. Tras caer en primera ronda del Us Open, el Grand Slam neoyorkino se antoja capital para un Dominic que se distanciaría ampliamente de Federer y apuntalaría su posición en el top-3. No solo eso: Roma (donde cayó en 2019 en su primer partido) y Cincinnati (que no llegó a disputar) son otras dos plazas que el austriaco podría utilizar para dar un salto descomunal.

- Beneficiados, a secas: todos los jugadores que tenían la titánica tarea de defender muchos puntos en esta complicada madeja de torneos pueden darse también con un canto en los dientes. Si bien lo van a tener muy difícil para sumar puntos en el ranking, el hecho de salvaguardar lo conseguido en 2019 les da un colchón ineludible e incluso les puede hacer pensar hasta qué punto sale rentable disputar estos torneos.

Cómo no, Rafael Nadal es el mayor exponente de este grupo. El manacorí mantendrá sus 4,000 puntos distribuidos en las coronas de Roland Garros y Us Open, lo que constituye un alivio realmente grande para alguien que sigue sin ver claro lo de viajar a Estados Unidos en plena pandemia. Eso sí, si quiere tener opciones para arrebatarle a Djokovic el número 1, se antoja prácticamente necesario que dispute torneos como Washington o Cincinnati, donde más margen tiene para sumar.

Por otro lado, Daniil Medvedev es el otro jugador que encaja perfectamente con la descripción de este grupo. No obstante, el ruso saltó al estrellato en agosto de 2019, donde encadenó una racha de resultados espectacular repartidos por el continente americano (finales en Washington, Canadá y Nueva York, además del título en Cincinnati). Tras un dubitativo inicio de 2020, el ruso no tiene de qué preocuparse: esos puntos no serán restados y se quedarán en su ranking, una losa tremenda que descontar y que incluso puede darle confianza para encarar una gira de tierra en la que no tendría nada que perder (más allá de, quizás, unas semifinales en Monte Carlo).

- Los perjudicados: como decía al inicio, es difícil apuntar a perjudicados en un sistema en el que nadie va a descontar puntos de su ranking hasta final de año. Es precisamente al medio plazo a quien tenemos que mirar para darnos cuenta de que, sí, probablemente haya jugadores que, a unos meses vista, se lamenten por la decisión tomada por la ATP.

Es el caso, básicamente, de jugadores que hicieron un inicio de temporada espectacular, con una posición en la Race sensiblemente superior a la del ranking. La Race ya no sirve para nada, ha desaparecido de cualquier conteo tangible y el ranking será el baremo utilizado para determinar, por ejemplo, quiénes viajan a las Finales ATP celebradas en noviembre.

Así, Cristian Garín, que ocupaba el sexto lugar en la Carrera del 2020, vuelve a poner sus miras en la posición #18 que marca su ranking. Si el chileno tenía esperanzas de jugar el torneo que pone el punto final a la temporada, estas han disminuido considerablemente; debería hacer un esfuerzo titánico cuando, hasta el día de hoy, estaba en franca posición para obtener su pasaje. El otro gran damnificado es Andrey Rublev, quinto en la Race y #14 en el ranking, e incluso en menor medida Gaël Monfils, que si bien está dentro del top-10 y probablemente no le de tanta importancia a la disputa de este torneo, ve como su gran inicio de 2020 (se colocaba como el tercer mejor tenista del año) ha quedado en gran parte anulado.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Quiénes salen beneficiados y quiénes perjudicados por este cambio? ¿Estás de acuerdo con el análisis?

Comentarios recientes