La celebración del US Open 2020, en peligro

Novak Djokovic avisa a sus compañeros que la situación en Nueva York es tan delicada que el regreso del tenis en agosto pende de un hilo.

La celebración del US Open 2020, en peligro. Foto: Getty.
La celebración del US Open 2020, en peligro. Foto: Getty.

La pandemia de COVID-19 continúa avanzando imparable por Estados Unidos y la situación en el país empieza a complicarse cada día más. Hace algo más de dos semanas, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, cedía a las presiones de los organizadores del US Open 2020 y daba luz verde para que en agosto se celebrara en la ciudad el Masters 1000 de Cincinnati y el propio US Open. A día de hoy, a poco más de un mes para el regreso del tenis, todo pende de un hilo y existe peligro real de no poder celebrarse nada en Estados Unidos.

Marca cuenta esta mañana en una de sus noticias que Novak Djokovic avisó en el grupo que mantiene junto al resto de jugadores del Top 100 que será muy difícil que con la situación actual, puedan ir a Estados Unidos a jugar ese par de torneos. El serbio se basaba en que por lo apretado del calendario (desde mediados de agosto hasta el término de Roland Garros no habrá ni una sola semana de descanso) les sería imposible jugar en Nueva York para luego volar a Europa y tener que pasar una cuarentena obligatoria de dos semanas, teniendo en cuenta que el Mutua Madrid Open se celebra al día siguiente tras el fin del US Open.

En el día de ayer, Anthony Fauci, responsable científico en la lucha contra el Coronavirus en Estados Unidos, reconocía que era obvio que el país no iba "en la dirección correcta" a la hora de enfrentarse al virus. De hecho, están reportando unos 50.000 casos diarios, en línea creciente y sin llegar a su techo, mientras que Nueva York es la región del mundo más castigada por la pandemia. La situación allí, como decimos, es más que preocupante y resulta prácticamente una quimera pensar en organizar justo en medio de todo eso, varios torneos de tenis con los mejores jugadores del mundo.

Europa tiene cerrado el tráfico aéreo con América en estos momentos y por cómo está avanzando la epidemia allí, no parece que esto vaya a cambiar en el corto plazo. Los tenistas que vuelen de Nueva York a Europa al término del US Open deberían pasar por una cuarentena obligatoria de dos semanas, lo que les impediría jugar en Madrid y Roma e irían justos para Roland Garros.

Cuenta este medio que Djokovic ha tranquilizado a todos los jugadores que ya tienen reservas hechas de viajes y hoteles ya que asegura que pedirá a las organizaciones pertinentes que se cubran todos los gastos en caso de una cancelación. No hay que olvidar que el primer torneo programado en el regreso del tenis es el de Washington, el próximo 14 de agosto y ya hay jugadores que tienen confirmada su presencia allí.

Este mensaje de Djokovic va en la línea de las declaraciones de otras personalidades del mundo del tenis, que no ven nada claro que se pueda disputar tenis a día de hoy en Estados Unidos, que día a día llega a un récord de casos confirmados por COVID-19. Varios de los tops mundiales, como es el caso del propio Novak Djokovic o Rafael Nadal, siguen sin pronunciarse acerca de qué torneos disputarán en este nuevo calendario salido a la luz el mes pasado. Ante el riesgo latente y la incertidumbre que abraza todo, nadie quiere dar ningún paso en falso. Mientras tanto, nos tocará seguir de cerca cómo avanza todo para ver qué sucede finalmente con los torneos de Washington, Cincinnati y US Open 2020.

Comentarios recientes