La reputación de Djokovic está en juego

Todd Woodbridge sostiene que el serbio tiene mucho trabajo por delante si quiere limpiar su imagen. “Han sido unas semanas terribles para nuestro deporte”.

Novak Djokovic. Fuente: Getty
Novak Djokovic. Fuente: Getty

Este fin de semana veíamos a Novak Djokovic recuperar su presencia en redes sociales con un par de escritos en su lengua donde intentaba crear su propia coraza para defenderse de todo lo que le está lloviendo tras las consecuencias del Adria Tour. No lo debe estar pasando bien el de Belgrado y es que no han sido pocas las voces que han valorado de manera negativa su actuación este verano, incluidos muchos profesionales y compañeros del circuito. Todd Woodbridge, leyenda de los dobles y ahora enfocada en su labor como comentarista, opinó en Sports Sunday sobre la controvertida situación del serbio, confirmando lo complicado que será volver a ganarse el respeto de varios sectores.

Tiene por delante un duro trabajo para limpiar su imagen y su reputación”, declara el australiano. “Actualmente es el presidente del Consejo de Jugadores ATP. Hemos visto como muchos medios de comunicación de todo el mundo la han criticado estas semanas por la forma en la que se desarrolló todo con el Adria Tour. Todos los acontecimientos que han pasado en ese evento durante esas dos semanas han sido terrible para nuestro deporte”, define Woodbridge sin ningún tipo de reparo, asumiendo que el número 1 del mundo tuvo su parte de culpa.

“La situación es preocupante con Novak y su esposa dando positivo, además de Grigor Dimitrov, Goran Ivanisevic, Borna Coric y muchos otros profesionales que participaron en el torneo. Él es el líder de los jugadores profesionales, pero esta vez no ha dado un gran ejemplo. Va a tener que hacer mucho bien para recuperarse de todo eso. A día de hoy son muchos los tenistas que han pedido incluso su renuncia como presidente, así que solo queda esperar y ver qué pasa”, valora el campeón de 83 títulos en la modalidad de dobles. Haciendo alarde de su nuevo papel dentro de los medios, podemos afirmar que al de Sydney no le ha temblado el pulso para emitir su opinión sobre Djokovic.

Lo más curioso es que era el propio Novak quien denunciaba hace un mes la postura del Abierto de Estados Unidos para tratar la pandemia del coronavirus durante la celebración de su torneo. Ahora quizá entienda la importancia de cuidar hasta el más mínimo detalle. “Novak era de los jugadores que no estaban del todo convencidos por las medidas impuestas por el US Open para lograr que el torneo se celebrara, dijo que era un poco extremas. Ahora, tras lo sucedido con el Adria Tour, es fácil que el regreso del tenis profesional se vea enormemente afectado”, advierte el oceánico. “Tendremos tres torneos en Estados Unidos y luego hay que irse directamente a Europa, pero claro, la Unión Europea ha restringido la entrada de personas que vengan de Estados Unidos. Ahora mismo no sabemos qué tipo de cuarentena habrá que pasar ni qué torneos se podrán jugar”.

Comentarios recientes