Echar de menos a Wimbledon

Varios de los mayores protagonistas en Londres de la última década escriben sobre lo que significa no poder competir y estar en la Catedral.

Wimbledon 2020. Fuente: Getty
Wimbledon 2020. Fuente: Getty

Wimbledon 2020 ha echado el cierre justo antes de que empiece. Es así de triste, pero una realidad a la que debemos acostumbrarnos y para la que nos preparamos haciendo acopio de partidos antiguos, rememorando grandes momentos bajo la hierba del All England Tennis Club y compartiendo experiencias vividas ya sea en Londres o desde el salón de casa. No solo es un proceso duro para los aficionados: también para los protagonistas, desde tenistas a entrenadores, comentaristas y, en general, aquellos que velan porque cada año Wimbledon sea inolvidable.

Muchos de ellos se han encargado de poner sus sentimientos sobre el papel en un gran artículo recopilatorio de The Times. Figuras como Petra Kvitova o Annabel Croft expresan su decepción, su esperanza hacia el futuro o qué ha supuesto la cancelación del evento londinense. En una cosa hay cierto consenso: todos echarán de menos a Wimbledon este año.

- Petra Kvitova: "El primer día de Wimbledon es muy especial para mí. Cuando llego al All England Tennis Club, puedo sentir la historia. Veo la entrada, las pistas exteriores, el vestuario y luego la Pista Central. Los recuerdos y cómo me sentí tras ganar en 2011 y 2014 vuelan a mi mente y son emociones muy bonitas. Además, me encanta el sentido del humor de los británicos. Todos son amistosos, pero también muy profesionales y estrictos con las reglas.

Lo voy a echar muchísimo de menos este año. La preciosa hierba, la emoción de jugar en las grandes pistas, las fresas con nata, la casa alquilada en la que nos quedamos cada año. Wimbledon siempre ha sido como estar en casa".

- Jamie Delgado (jugó 23 años consecutivos en Wimbledon, ahora entrenador de Andy Murray): "Es uno de los mejores días en el calendario tenístico. Todo el mundo se siente bien y hay una mezcla de nervios, esperanza y emoción. Todo lo que pasa en la gira de hierba antecede a Wimbledon y de repente ya estás allí. Las sensaciones se engrandecen en el All England Club, es un día como ninguno otro.

Voy a echar de menos la oportunidad de ver a Andy jugar en la Pista Central por primera vez desde 2017. Uno de sus principales objetivos es volver a tener grandes actuaciones en los Grand Slams, y no hay nada más grande que Wimbledon. Tenía muchas ganas de volver a jugar frente a su público, en una superficie y condiciones que le sientan bien. Con todo lo que ha ocurrido con respecto a su cadera, hubiese sido increíble poder volver este año".

- Annabel Croft (extenista y reputada comentarista televisiva): "Hay una emoción y un ruido increíble por la mañana. El ambiente es totalmente diferente en Wimbledon por la naturaleza de este torneo, la historia, por todo lo que significa. Cuando entro a través de las puertas principales, siempre me pregunto quién sujetará el trofeo de campeón al cabo de dos semanas".

- Richard Lewis (CEO del All England Tennis Club): "Es la culminación de todo un año de trabajo y preparación en un único momento. Hay un gran equipo trabajando día y noche para proveer de la mejor experiencia posible a todos los que acudan, y hay una enorme satisfacción de hacer nuestro trabajo a pesar de todas las horas de trabajo.

Es emocionante, después de toda la preparación (los torneos de hierba, la fase previa, los jugadores llegando a la semana de entrenamientos previa al torneo), ver cómo el torneo echa a andar. Pero también hay un poco de temor. Siempre hay gente que trabaja en Wimbledon por primera vez, y siempre hay fallos técnicos el primer día, especialmente cuando tenemos instalaciones rediseñadas que se ponen en funcionamiento por primera vez".

- Neil Stubley (Jefe de los encargados del All England Tennis Club): "El primer día echa el telón a 12 meses de trabajo, desde el final del torneo del año pasado, momento en el que empezamos a preparar las pistas. El momento culmen de estrés llega entre el invierno y la primavera, y todo eso se junta justo el primer día. Esperas a que por fin se golpee la primera pelota para sentirte un poco más relajado".

Comentarios recientes