La temeridad de Dimitrov: estuvo dos días con síntomas y no se hizo los tests

La prensa croata carga contra el búlgaro, que tuvo síntomas desde el viernes y tomó un vuelo a Mónaco teniendo fiebre, poniendo en riesgo la salud de otros.

La temeridad de Dimitrov: estuvo dos días con síntomas y no se hizo los tests. Foto: Adria Tour
La temeridad de Dimitrov: estuvo dos días con síntomas y no se hizo los tests. Foto: Adria Tour

Nos llegan nuevas noticias sobre lo ocurrido el pasado fin de semana en el Adria Tour. La prensa croata está lanzándose en contra de Grigor Dimitrov y es que según cuentan, el búlgaro comenzó a sentirse indispuesto el pasado viernes y se negó a hacerse las pruebas y no fue hasta el domingo, tras empeoras, cuando se la realizó y comprobó que era positivo en COVID-19. Grigor habría volado de Serbia a Croacia con el virus y habría puesto en riesgo la salud de todos al no llevar a cabo ninguna medida de seguridad ni hacerse las pruebas a tiempo.

El tema es más que delicado. La alarma no se activó hasta el domingo por la tarde, cuando Dimitrov confesó a los organizadores del Adria Tour que había dado positivo por COVID-19. Hasta entonces, absolutamente ninguno de los participantes ni nadie de la organización, había pasado un solo test. Simplemente, nadie pensó en esa posibilidad.

Tal y como cuenta Sportske, Grigor comenzó a sentirse indispuesto el viernes. el búlgaro no participó en los partidos de exhibición de ese día pero sí en la rueda de prensa de presentación del sorteo y se le vio tomándose fotos con otros jugadores y personalidades. Para entonces, Grigor ya tenía fiebre pero no se quiso hacer las pruebas. Tal y como reveló Stoimenov, manager de Dimitrov, simplemente no se les pasó por la cabeza que podría tener los síntomas del Coronavirus y reconoce que no fueron disciplinados y actuaron en consecuencia ante una situación como la que estamos viviendo.

“No fuimos disciplinados”

“No fuimos disciplinados”

Georgi Stoimenov, el manager de Grigor Dimitrov, confiesa los errores cometidos en el Adria Tour y actualiza el estado del salud del búlgaro.

Seguir leyendo

Tras jugar el sábado ante Coric, visiblemente enfermo, Dimitrov tomó la decisión de volver a Mónaco. El domingo, Grigor tomó un vuelo a esta ciudad con fiebre alta y con el virus en su cuerpo, sin que él lo supiera todavía. Tras hacerse un chequeo médico, comprobaron que, efectivamente, era el COVID-19. La pregunta que surge entonces es, ¿cuándo lo contrajo? Resulta difícil responderla puesto que el virus tarda unos días en manifestarse. Pudo haber sido en Zadar, durante el encuentro social con gente por sus calles o en cualquiera de las reuniones de grupo que tuvieron todos.

La inconsciencia de Dimitrov, no haciéndose las pruebas a tiempo y aislándose de todos en cuanto empezó a encontrarse mal, ha puesto en riesgo la salud de mucha gente que estuvo o pudo haber estado en contacto con él desde el viernes al domingo, cuando tomó el vuelo de vuelta a Mónaco. En Zadar, han tenido que poner a muchas personas en cuarentena, entre los que se encuentra el alcalde de la ciudad y se han cerrado y desinfectado los lugares donde estuvieron los tenistas.

Por su parte, Djordje Djokovic, hermano de Novak y organizador del torneo, defiende en la televisión serbia que Dimitrov no tenía fiebre y alegó que lo que tenía era molestias en el codo. Asegura que ellos siguieron todas las normas que les impusieron y que nunca obligaron a nadie a pasar las pruebas a su llegada ni durante el evento y que eso "se dejó a decisión de cada jugador", optando ninguno por hacerlo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes