En Serbia aseguran que Djokovic se ha negado a hacerse el test del COVID-19

Según medios serbios, ha viajado a Belgrado tras negarse a hacerse la prueba, para ponerse en manos de un epidemiólogo de su confianza y su médico personal.

Novak Djokovic se niega a hacerse el test del COVID-19
Novak Djokovic se niega a hacerse el test del COVID-19

Equivocarse una vez tiene sentido, hacerlo dos veces es comprensible, pero actuar de manera egoística y con total impunidad en un asunto que atañe a la salud de la Humanidad no parece que se pueda aceptar. Novak Djokovic se enfrenta a uno de los peores momentos de su carrera como figura pública y no parece estar contribuyendo nada a calmar los ánimos con su actitud. Hace meses sus palabras sobre las vacunas ya generaron un polvorín, aunque al fin y al cabo, eso es una opinión personal, pero la organización del Adria Tour con el positivo por coronavirus de Grigor Dimitrov y todo lo que ha acarreado (actos sociales sin distancia social e incluso fiestas nocturnas) ha situado al serbio en el disparadero.

Pero lo que aseguran desde su país es aún más serio y grave. Según informa el medio Kurir, Novak se habría negado a someterse al test COVID-19 que las autoridades sanitarias habían preparado para todos los participantes en el Adria Tour después del positivo del búlgaro, ya que no tenía ningún síntoma de la enfermedad. Bien es sabida la postura escéptica del balcánico hacia la pandemia y todo avance médico de prevención, pero nadie podía esperar que el hombre detrás de la organización de este torneo, no asumiera mínimamente su responsabilidad y, al menos, se plegara a hacerse esta prueba.

Según parece, Alexander Zverev está asustado ante la posibilidad de haber contraído el virus ya que su condición de diabético le sitúa como población de cierto riesgo. Más allá de solidarizarse con todos sus compañeros y asumir lo que la propia organización del evento señalaba (que todos los tenistas pasarían el test) puede ser que Djokovic decidiera tomar un vuelo privado a Belgrado para citarse con un epidemiólogo de su confianza, así como son su médico personal. Serían ellos los que gestionarían la situación y le recomendarían qué hacer. Celoso de su privacidad y amante de un entorno bien definido y cerrado, Novak quiere tomar sus propias decisiones y que sean personas de su más estrecha confianza quienes hagan lo que tengan que hacer con su salud.

Actitud muy distinta ha tomado su entrenador, Goran Ivanisevic, que ya se hizo una prueba durante la semana de manera voluntaria y que no tuvo ningún reparo en volver a pasar un test en la pasada noche, al igual que el resto de participantes y personal del torneo que ha estado en contacto con Grigor Dimitrov. Es preciso señalar que la organización del Adria Tour ha recomendado que todos aquellos que tuvieran un contacto de, como mínimo 10 minutos con el búlgaro, deberían aislarse y ponerse en cuarentena durante dos semanas. Quizá es lo que pretenda hacer el balcánico en su residencia de Belgrado, pero no parece lógio hacerlo sin antes saber si tiene el COVID-19 para poder tomar las medidas preventivas pertinentes. Habrá que estar atentos a las próximas noticias sobre Novak Djokovic y su entorno.

Comentarios recientes