Djokovic, por si no te habías enterado, el mundo está sufriendo una pandemia

Se ha conocido que en el Adria Tour no se llevó a cabo ninguna medida de seguridad para la salud. Se piden responsabilidades.

Djokovic y Dimitrov, en medio del gentío presentando el Adria Tour. Foto: LUKA GERLANC
Djokovic y Dimitrov, en medio del gentío presentando el Adria Tour. Foto: LUKA GERLANC

Nos despertamos este lunes y desde Croacia y Serbia seguían lloviendo noticias respecto a lo ocurrido en el Adria Tour. Después de conocerse el positivo por COVID-19 de Grigor Dimitrov, hemos conocido que Borna Coric también se ha contagiado del virus, así como el preparador físico de Novak Djokovic y el entrenador de Dimitrov. Lo que ha sucedido esta semana allí, es muy grave y se pide responsabilidades a quien corresponda. Todo lo que han hecho en la organización de este torneo de exhibición ha estado mal.

Tal y como reportan en medios croatas, todos y cada uno de los jugadores participantes en el Adria Tour no fueron evaluados a su llegada. Nadie pasó ni un solo test y no solo compartieron espacio, sino que participaron en actividades grupales como jugar al baloncesto, al fútbol o se fueron todos de cenas y fiestas en discotecas, como si Serbia o Croacia fuese un mundo aparte de lo que está pasando en la Tierra, donde hay una pandemia mundial. Porque sí, hay una pandemia aunque pareciera distinto por lo visto en este torneo.

Con capacidad para cuatro mil personas, que abarrotaron las gradas del torneo, se ha sabido que en ningún punto del recinto había dispensadores de gel hidroalcohólico para la desinfección de manos, nadie de la organización controlaba que en las gradas se mantuviera la distancia de seguridad y a nadie se le obligaba el uso de la mascarilla. Incluso, se comenta que en algunas zonas se podía acceder sin entrada, por lo que el descontrol era más que evidente. Solo en la conferencia de prensa del pasado viernes se pidió a los periodistas usar la mascarilla.

En esa misma rueda de prensa, los jugadores, todos sin mascarilla, se tomaron fotos con otros jugadores jóvenes y estuvieron en contacto con periodistas en diversas entrevistas, así como se hicieron fotos con otros aficionados. Desde los medios más importantes del mundo como el NYT, la BBC o L'Equipe, denuncian la mala organización de este Adria Tour y arremeten contra ellos por no haber tenido en cuenta la seguridad ni el distanciamiento social.

Lo ocurrido en este Adria Tour pone en alerta a ATP, WTA e ITF respecto a lo que deben hacer en los torneos ya confirmados para agosto. En primer lugar, deberían comunicar qué medidas de seguridad van a realizar, tanto en los torneos como con el resto de tenistas, para que así los jugadores sepan a qué riesgo se exponen y si les compensa viajar a Estados Unidos. Luego, deberían decir qué ocurriría si algún jugador da positivo, como ha sido el caso de Dimitrov. ¿Pondrían a todos en cuarentena? ¿Y si hay un jugador activo en el cuadro, se eliminaría automáticamente? ¿Se suspendería el torneo?

Hay muchas preguntas y prácticamente ninguna respuesta. Roland Garros, incluso, pretende celebrar el torneo con público. En un evento donde se recibe a casi 500.000 personas en dos semanas, sería imposible controlar la distancia social o garantizar la seguridad de todos ellos. Sí, necesitamos que el deporte regrese, pero no a cualquier precio. La salud está por encima de cualquier cosa y es algo con lo que no se puede jugar.

Mientras, se pedirán responsabilidades por lo ocurrido en el Adria Tour. El evento, organizado por Djordje, hermano de Djokovic, no tomó ningún tipo de medida y con el paso de los días se ha confirmado que se actuó de forma precipitada y sin control. Aparte de la organización, también tiene su parte de responsabilidad el gobierno serbio, que permitió celebrar este evento con lo que está sucediendo en el mundo. Esto era algo que se esperaba que podía ocurrir.

"Sí, se nos puede criticar y decir que es peligroso, quizá, pero no depende de mí decir lo que está bien o mal para la salud. Nosotros hacemos lo que el gobierno serbio nos dice que podemos hacer", comentó Djokovic en el acto de presentación del Adria Tour. Se ha conocido que el serbio voló a Belgrado, cruzando la frontera en un avión privado sin hacerse el test y saber si tiene el virus. Según cuentan en la prensa serbia, Nole se negó a hacerse el test porque estaba "asintomático". Quizá alguien debería decirle a Novak que los asintomáticos también pueden transmitir el virus porque, por si no se había enterado, el mundo está sufriendo una pandemia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes