Djokovic tiene al enemigo en casa

Srdjan tira piedras contra el tejado de su propio hijo tras las desafortunadas palabras que ha realizado contra Roger Federer.

Novak Djokovic tiene al enemigo en casa. Foto: Getty
Novak Djokovic tiene al enemigo en casa. Foto: Getty

Hoy nos hemos levantado todos de la cama con unas declaraciones de Srdjan, el papá de Novak Djokovic, en las que vuelve a mandarle un mensajito a Roger Federer en su particular tira y -nunca- afloja. Es una más de las ya varias declaraciones un tanto desafortunadas del balcánico en los últimos tiempos, siempre a la ofensiva cuando se trata de hablar del tenista suizo para enaltecer a su primogénito.

"Es una realidad que Roger no acabará siendo el mejor de la historia, por eso cultiva tanta enemistad hacia mi hijo. (...) ¿Para qué iba a seguir jugando un hombre con 40 años? Lo hace porque no puede soportar que mi hijo y Rafa (Nadal) serán mejores que él. Váyase a criar a sus hijos, a esquiar, a hacer cosas interesantes. Su tiempo ha pasado", comentó Srdjan para la televisión serbia. Estas palabras no han tardado en correr como la pólvora y todos los aficionados del tenis han comentado al respecto.

Esto que dice Srdjan tiene relación con lo que dijo hace cuatro años, cuando se preguntó qué hacia Federer jugando aún si tenía 34 años (por aquel entonces). No deja de ser un deseo por su parte, de que Roger dé un paso al costado para que de esa forma, tanto su hijo como Nadal puedan tener más opciones de sumar grandes en la pelea por ser el mejor tenista de todos los tiempos. Con Federer fuera de la ecuación, todo sería más fácil para su hijo, que tendría un rival fuerte menos en esa batalla por el GOAT.

A menudo, se habla de que Novak no recibe el mismo cariño del público cuando juega en los distintos torneos. Es algo que el serbio tiene que sufrir en primera persona, viendo como casi en cualquier estadio, a la hora de enfrentar a Federer, por ejemplo, el 90% de la grada anima al suizo, en lugar de a él. Sus padres han hablado sobre esto en más de una ocasión. Lo cierto es que, más allá de colores, banderas o nombres, a la gente no le gusta leer ciertos tipos de comentarios y los de Srdjan, de ayer, no van a ayudar a que esto cambie.

Nole tiene al enemigo en casa. El actual número 1 del mundo siempre se ha mostrado muy respetuoso y educado con sus dos mayores rivales. Sin ir más lejos, ayer mismo dijo del suizo que "se puede esperar cualquier cosa de él porque es el tenista más grande que jamás empuñó una raqueta". Sus padres parecen ir más por libre, dejando siempre algún comentario un tanto desafortunado que no ayuda demasiado a su hijo.

Las palabras de Srdjan ponen piedras sobre el tejado de su hijo, aunque haya sido él quien las haya expulsado de su boca. Roger Federer es un símbolo de este deporte, con millones de fans a lo largo y ancho del globo. Se ha ganado hacer lo que le dé la gana. Como si quiere jugar con 40, 45 o 50 años. Es el actual número 4 del mundo y estuvo a un solo punto de ganar la final de Wimbledon 2019. ¿Por qué tendría retirarse? Nadie debería decirle a alguien cuándo debe dejar algo en lo que sigue siendo exitoso.

Srdjan tiene mucho que aprender de su hijo y no se da cuenta que este tipo de comentarios lo único que hace es perjudicarle para un futuro. El cariño de la gente se gana en la pista, pero también fuera de ella. Federer lleva 17 años seguidos siendo el tenista más votado como favorito por los aficionados y solo por eso, lo mínimo es mostrar el respeto que algo así merece. Creo, señor Srdjan, que ya pasó mucho tiempo como para seguir acumulando esa ira creada hace años. No olvide esa frase que dice que la ira es un ácido que puede hacer más daño en el recipiente en el que se guarda que en cualquier otra cosa sobre la que se vierte.

Comentarios recientes