Tsitsipas rebaja sus expectativas

El griego reconoce haber ido demasiado lejos en sus declaraciones antes de arrancar la temporada, en las que se marcó unos objetivos muy ambiciosos.

Stefanos Tsitsipas rebaja sus expectativas. Foto: gettyimages
Stefanos Tsitsipas rebaja sus expectativas. Foto: gettyimages

Se dejó llevar por el momento, su pasión juvenil le pudo, el ego le jugó una mala pasada o su confianza no tiene límites. Llámenlo como quieran, pero Stefanos Tsitsipas parece arrepentirse de lo dicho pocos días después de proclamarse campeón en las Nitto ATP Finals 2019. Se dejó llevar y estableció cuatro objetivos prioritarios de cara al 2020. Es evidente que le va a resultar muy difícil cumplirlos por el coronavirus, pero algo ha aprendido el tenista heleno estos meses en lo que a la presión que generan unas palabras así se refiere,

Tsitsipas:

Tsitsipas: "Mis objetivos en 2020 serán ganar un Grand Slam y acabar en el top-3"

El griego sorprendió con unas declaraciones muy ambiciosas en los prolegómenos del Mubadala WTC y mostró su confianza para derrocar al Big3.

Seguir leyendo

"Creo que fui demasiado lejos muy pronto. Decir a estas alturas que mi objetivo para 2020 era ganar un Grand Slam, entre otras cosas, fue demasiado ambicioso como para ser tomado en serio. Obviamente desearía que fuera así y creo que podré ganar títulos de esta envergadura, pero siento que si trabajo duro con paciencia acabará llegando, no debo alimentar el debate de cuándo será y tengo que hablar menos de estas cosas", aseguró Tsitsipas en una charla con TennisMajors.

Criticado por muchos y alabado por tantos otros debido a su osadía tras esas palabras, Stefanos parece desear quitarse algo de presión. "Ponerme un objetivo tan alto solo sirve para autopresionarme en exceso. Fue algo irracional. El camino es ir paso a paso quemando etapas y no pensar demasiado en el futuro. Debo relajarme y disfrutar del proceso, porque si hago eso tarde o temprano llegarán los éxitos", aseveró el actual número 6 del ranking ATP, que sufrió una gran decepción en el Open Australia 2020 al ser eliminado en tercera ronda por Raonic.

"La gente siempre me pregunta lo mismo y siento que si tengo paciencia llegará, pero lo mejor es no hablar de ello. El Big 3 sigue siendo muy difícil de vencer, tienen más experiencia, juegan mejor incluso que hace años y siempre parece que estén mejorando y aprendiendo cosas nuevas", llegó a señalar un Stefanos Tsitsipas que quiere buscar algo de calma reduciendo su exposición mediático y limitando la confianza en sí mismo a su círculo interno, sin proyectarla tanto al exterior para no aumentar la presión mediática.

Comentarios recientes