Mónica Puig ve la luz al final del túnel

Mónica Puig lleva no termina de levantar cabeza y a los problemas psicológicos derivados de su éxito olímpico, se han sumado continuas lesiones. La última de ellas, en un codo, le obligó a pasar por el quirófano hace seis meses, impidiendo que compite desde octubre del 2019. "Fue desgarrador volver a sufrir un problema así y tener que perderme el Open de Australia. Llevo dos semanas entrenando sin dolor y estoy muy motivada por regresar", declara para Tennis.com una mujer que volverá en el torneo de Charleston, que contará con grandes jugadoras.

Comentarios recientes