La dificultad de los grandes tenistas por ganar Roland Garros

Roland Garros ha sido el Grand Slam más complicado de ganar para muchas leyendas de este deporte. Djokovic o Federer finalmente lo consiguieron

Pete Sampras lamentándose en Roland Garros. Foto: Getty Images
Pete Sampras lamentándose en Roland Garros. Foto: Getty Images

En el tenis como en la vida misma, para alcanzar el éxito hay que emprender una larga travesía llevando incluso a tu propio cuerpo al límite para intentar atravesar el ardiente desierto. Así se ha tenido que sentir alguno de los mejores tenistas de la historia, para los que la tierra de Roland Garros ha significado la mayor dificultad de sus vidas para conseguir el Grand Slam. Ganar los cuatro torneos majors requiere mucha paciencia y sobre todo el adaptarte a todas las superficies y estilos de juego. A lo largo en la historia del tenis, son solo ocho jugadores los que han logrado este hito: Fred Perry, Don Budge, Rod Laver, Roy Emerson, Andre Agassi, Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic.

Roland Garros ha sido una barrera casi infranqueable para jugadores de la talla de Djokovic, Federer o Agassi. Muchos otros deportistas de gran renombre se han quedado a las puertas de poder completar esta gesta, por la única razón de no haber sido capaz de poder adaptarse al estilo de la arcilla parisina.

Tres de los ejemplos más representativos de esfuerzo y superación para poder completar el Grand Slam son bastante recientes para el aficionado al buen tenis. Las historias de Andre Agassi, Roger Federer y Novak Djokovic a la hora de ganar los cuatro grandes torneos del circuito son muy similares. Andre Agassi consiguió proclamarse campeón de su primer Grand Slam en el año 1992, cuando consiguió proclamarse campeón en el torneo de Wimbledon. Más tarde iba a conseguir salir como campeón en US Open y Open de Australia, quedándose a tan solo un Grand Slam de escribir su nombre en la historia del tenis. Sin embargo fue siete años más tarde del primer gran trofeo cuando consiguió salir de Roland Garros con el trofeo bajo sus brazos.

El caso de Federer fue muy parecido al de Agassi. Fue en Wimbledon 2003 cuando consiguió salir como campeón en Wimbledon y a medida que pasaban los años conseguía ganar títulos en la hierba de All England Club, y en el US Open y Open de Australia en numerosas ocasiones, pero siempre se le resistió Roland Garros. El helvético tuvo el torneo francés muy cerca de sus intereses, pero en todas sus finales apareció la figura de Rafael Nadal. El español parecía invencible en París y se antojaba casi imposible que el suizo pudiera derrotarle en la Philippe Chatrier. Fue en el año 2009 con la sorprendente derrota de Nadal ante Soderling, cuando el bueno de Roger salió como triunfador y consiguió la gesta que muchos años había perseguido.

Mismo camino recorrió Novak Djokovic. El Open de Australia del año 2008 fue el comienzo de una gran hegemonía que hoy en día sigue manteniendo. Tras haber ganado en numerosas ocasiones en Melbourne, US Open y Wimbledon, fue en el año 2016 cuando consiguió ganar Roland Garros al derrotar en la gran final al británico Andy Murray. Como podéis observar, el camino de Agassi, Federer y Djokovic para ganar Roland Garros tuvieron muchísimas semajanzas.

Sin embargo, no todas las leyendas del deporte de la raqueta consiguieron triunfar en París. Reflejo de ello es el caso de Pete Sampras. El norteamericano consiguió ganar su primer Grand Slam en el año 1990 y no paró de ganar grandes torneos, pero Roland Garros siempre se le resistió. Su mejor resultado fueron las semifinales conseguidas en el año 1996. Pete siempre fue un jugador que destacaba en pistas rápidas y nunca pudo adaptar su tenis a una superficie más lenta. Otras grandes estrellas que nunca pudieron salir como campeón en el Abierto de Francia fueron Jimmy Connors, Boris Becker o Stefan Edberg.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes