Federer 2013-2016: cómo motivarse sin grandes títulos

Federer pone en valor la etapa en la que no pudo levantar ningún grande (2013-16), una en la que Roger se mantuvo siempre motivado por diversos factores.

Roger Federer no pudo levantar un Slam durante cuatro años
Roger Federer no pudo levantar un Slam durante cuatro años

La charla que mantuvieron Gustavo Kuerten y Roger Federer dio para mucho. Si recientemente recogíamos algunos de esos fragmentos, el suizo tuvo también tiempo de valorar lo que fue una etapa sin victorias en Grand Slam (2013-2016) y cómo siempre ha sido visto como un jugador que no parecía esforzarse ni intentarlo en sus derrotas. Un par de temas muy interesantes, tratados en primera persona por el campeón de 20 títulos de Grand Slam.

- Sobre una época sin grandes títulos de Grand Slam pero mucho nivel y mucha motivación.

"Cuando miro hacia atrás y recuerdo esa época de 4-5 años sin ganar un Grand Slam, tengo la sensación de que la gente pensaba que estaba jugando muy mal. Tuve un año muy malo, con muchos problemas, en 2013, con muchos dolores de espalda desde Indian Wells hasta el US Open, y que me costó oportunidades, tener muchas subidas y bajadas. Pero creo que jugué muy bien en ese tiempo, hice varias finales de Grand Slam, gané la Copa Davis, y además también creo que era el tiempo de Novak, y de Rafa también, así que era difícil obtener una gran victoria".

- El de Basilea responde cómo se mantuvo motivado en todos esos años.

"Para mí, creo que fui capaz de mantenerme motivado porque estuve muy cerca de volver a ganar, tenía un gran equipo, disfrutaba de los entrenadores, con momentos divertidos, la llegada de Stefan Edberg, Severin Luthi siempre a mi lado. Y además Suiza siempre ha estado cerca de muchos sitios para viajar, con los niños gustándole siempre viajar. Siempre he sido capaz de seguir adelante. La lesión que tuve en 2016, mi primera cirugía, en un año difícil, y que no sabía si sería el final, si tendría otra segunda oportunidad... pero fue una gran sorpresa volver después y jugar también, todo el año, en 2017".

- Por último, Federer explicó como y cuándo trabajó muy duro en los entrenamientos.

"La gente cree que yo tengo un don y que no me hizo falta entrenar porque siempre parecía que lo hacía fácil pero he tenido que trabajar muy duro. Cuando era joven tuve que entrenar y ser disciplinado. Conmigo había un problema en el ambiente y es que si ganaba, la gente decía 'oh, qué fácil lo hace', y cuando perdía era siempre como 'podías haberte esforzado más'. Era siempre confuso para mí. Me preguntaba a mí mismo si tenía que parecer más esforzado, si debía sudar más, poner una cara de lucha. Yo empecé a trabajar muy duro cuando me entrenaba Tony Roche, ya siendo número 1 del mundo, cuando él me dijo '¿tú crees que estás preparado para ganar siete partidos en el quinto set en un Grand Slam?'. Y ahí es cuando comencé a trabajar mucho más duro."

LA APUESTA del día

Comentarios recientes