Los momentos más difíciles de Nadal en Roland Garros

Repasamos la trayectoria histórica del balear en París, prestando especial atención a los momentos en los que se vio contra las cuerdas.

Rafael Nadal, desafíos superados en Roland Garros. Foto: gettyimages
Rafael Nadal, desafíos superados en Roland Garros. Foto: gettyimages

Sin sufrimiento no hay gloria. Por muy grande que sea el dominio y por mucho que el nivel de Rafael Nadal sobre tierra batida sea aparentemente irrepetible en la historia de este deporte, el español ha cimentado su hazaña de ganar doce títulos en Roland Garros, no solo a base de facilidad natural en esta superficie, talento innato, esfuerzo y clarividencia táctica, sino también desplegando su mejor versión en momentos críticos y superando desafíos notables y situaciones adversas.

Conviene echar la vista atrás y rememorar quiénes fueron aquellos valientes que desafiaron el poder establecido del genio de Manacor, que ostenta un récord de 93 victorias y 2 derrotas en el torneo parisino y ha ganado tres de sus títulos allí sin ceder ni un solo set. Aterrizó allí un 23 de mayo de 2005, a pocos días de cumplir 19 años, y demostró desde el principio ostentar esos intangibles solo apreciables en las leyendas del deporte. Su idilio con París sigue escribiéndose, pero mientras esperamos a que se añada una línea más al guion de esta película de ciencia ficción, repasamos cuáles han sido los momentos más complicados del balear en el camino hacia la gloria.

- Roland Garros 2005

Después de tres primeras rondas cómodas ante Burgsmuller, Malisse y Gasquet, el balear se enfrentaba a uno de los ídolos locales: Sebastien Grosjean. Fue en ese partido donde se construyó la leyenda negra sobre la relación entre Rafa y el público galo, diluida por completo con el discurrir de los años. El español es querido y admirado en Francia, pero aquel día de octavos de final tuvo que asistir a una auténtica encerrona. Una bola dudosa que Steiner, el juez de silla del partido, no quiso revisar, sirvieron para enardecer a una grada que se tomó a ofensa el hecho y se dedicó a abuchear al español sin reparos, interrumpiendo el partido durante ocho minutos.

Perdió Nadal el saque, entregó el segundo parcial, pero su reacción fue digna del campeón que sería; metió un contundente 6-0 en la tercera manga, acalló a la grada y cerró el partido en cuatro parciales. Después, volvería a perder un parcial en las semifinales ante Roger Federer, en uno de los partidos que marcaron la eclosión del balear, mientras que en la final también vio cómo Mariano Puerta le ponía en problemas al ganar un parcial.

- Roland Garros 2006

No lo tuvo fácil un bisoño Rafa para revalidar su título, sufriendo el desafío en la primera semana del torneo de dos jugadores experimentados y con mucho carácter: Paul-Henri Mathieu y Lleyton Hewitt. Ante el galo, se produjo otro episodio memorable que supuso una notable tirantez entre el balear y los aficionados franceses. El partido estaba igualado a un set, y en un momento clave de la tercera manga, sirviendo y a remolque en ese juego, Nadal se dirigió a la silla y paró el partido.

Fueron muchos los que no entendían qué ocurría y la tomaron con el español, abucheándole ostensiblemente al haberse negado a seguir en mitad de un juego. El problema era grave: Rafa sentía que se atragantaba con un trozo de plátano que se le había quedado atravesado. La actitud de la grada no hizo sino motivar a un jugador que resolvió un encuentro muy complicado. También lo hizo frente a Hewitt en octavos de final, después de ceder una manga. En la gran final, se repuso del 1-6 inicial de Roger Federer para cerrar en cuatro sets su victoria.

- Roland Garros 2007

Torneo perfecto hasta llegar a la final, teniendo que afrontar tan solo un tiebreak ante Hewitt en octavos de final. El dominio de Nadal era inconmensurable y tan solo Roger Federer pudo ponerle en aprietos. Fue en una final resuelta por 6-3 4-6 6-3 6-4, y en la que Rafa transmitió sensaciones de enorme poderío.

- Roland Garros 2008

Una de las ediciones en las que Nadal mostró su versión apisonadora. No dejó escapar ni una sola manga y los únicos que le forzaron un poco en alguna, fueron Bellucci, en el primer set del torneo para Rafa, solventado por 7-5, y Djokovic en semifinales, obligándole a jugar un tiebreak en el tercer set. No hubo color en la gran final, siendo aquel uno de los más severos correctivos de Nadal a Federer en todo su historial de enfrentamientos, al vencer por 6-1 6-3 6-0.

- Roland Garros 2009

Lo imposible se hizo realidad. Robin Soderling hizo saltar la banca con un triunfo inexplicable para muchos y en el que el sueco rindió a un nivel supremo. No pudo imponer su autoridad Nadal, que había mostrado buenas sensaciones en las rondas precedentes, pero que se topó con la primera de sus derrotas en París.

- Roland Garros 2010

Acción, reacción. Rafa aterrizó ese año en París con la convicción de reivindicar su coto privado de caza en las instalaciones del Bosque de Bolonia, y lo hizo con una demostración de poderío incólume. Ni un set cedido y tres tiebreaks jugados; dos ante Almagro, en cuartos, y uno ante Melzer, en semifinales.

- Roland Garros 2011

Aún pueden sentir el susto en el cuerpo todos los aficionados al tenis. Rafa tuvo que recurrir a la quinta manga para imponerse a un John Isner impecable. El estadounidense firmó 13 saques directos, salvó diez bolas de rotura en contra y aprovechó la única de la que dispuso. Pequeños detalles decantaron el partido en favor de un Nadal que salió reforzado moralmente. Hizo una remontada increíble a Andújar en un set de segunda ronda, ganó un tiebreak a Soderling y contrarrestó una de las mejores versiones de Roger Federer en París, en una final resuelta en cuatro parciales.

- Roland Garros 2012

Versión arrolladora la mostrada el español en esta edición, en la que solo Novak Djokovic pudo poner en aprietos su dominio. Fue en la final, en la que logró arrancar un set al español, pero nunca pareció peligrar un nuevo título para Nadal.

- Roland Garros 2013

No cabe duda de que ésta fue la edición más sufrida para el balear. Perdió el primer set del torneo ante Daniel Brands y llegó a ir 0-3 abajo en el tiebreak del segundo, volvió a ceder en el primer asalto de su duelo ante Martin Klizan, tuvo que sacar su mejor versión para ganar en tres sets a Fognini y, en semifinales, se dio de bruces con el mayor desafío al que ha tenido que enfrentarse en el torneo galo. Novak Djokovic llevó al límite la resistencia mental de Rafa y estuvo muy cerca de conseguir el triunfo. El 9-7 en el quinto set a favor de Nadal completó uno de los mejores duelos de toda la historia del torneo.

- Roland Garros 2014

Llama la atención que en este año se produjera el primero de los duelos entre Nadal y Thiem en el evento galo. Fue en segunda ronda y el balear lo resolvió fácilmente (6-2 6-2 6-3). Habría que esperar a cuartos de final, contra David Ferrer, para ver cómo se desataban las hostilidades. El de Jávea ganó un set, pero acabó claudicando claramente, como también lo haría Novak Djokovic en la final, resuelta en cuatro sets.

- Roland Garros 2015

Aquí se produjo el milagro, aunque a tenor de cómo llegaba Nadal a ese torneo y el estado de forma de Novak Djokovic, no sorprendió tanto el resultado final. El español ya había sufrido ante Jack Sock en octavos de final, y se vio sin argumentos para imponerse a su enemigo íntimo, en un partido histórico en el torneo.

- Roland Garros 2016

El paso más amargo de Nadal por París. Después de dos rondas en las que no tuvo problemas ante Groth y Bagnis, una grave lesión de muñeca le obligó a retirarse sin saltar a pista en tercera ronda ante Marcel Granollers. La desesperación del español en rueda de prensa habla por sí sola.

- Roland Garros 2017

El torneo más esplendoroso y contundente del español. Arrollador de principio a fin, solo tres jugadores pudieron llegar a hacerle cuatro juegos en algún set: Paire, Haase y Thiem. Absolutamente descomunal lo que se vivió aquel año en cada partido del balear.

- Roland Garros 2018

El único que pudo hacer sufrir mínimamente al español fue Diego Schwartzman, en un partido de cuartos de final realmente interesante y en el que la lluvia echó un cable al español cuando más estaba sufriendo. En primera ronda se vio muy cerca de perder un set ante Bolelli, y Marterer le llevó a otro tiebreak, algo que no pudieron hacer ni Del Potro ni Thiem, sus rivales en semifinal y final.

- Roland Garros 2019

El torbellino de tenis volvió a emerger, solo interrumpido parcialmente por un David Goffin que bordó este deporte durante unos minutos que le reportaron ganar un set, al igual que hizo Dominic Thiem en la final. Aparte de ellos, no hubo color para un Nadal que sumaba su duodécimo entorchado en el Grand Slam francés.

Comentarios recientes