La vida de Ron Yu, el encordador de raquetas de Roger Federer

El hombre en el que el suizo confía su arma más importante, relata su vida como encordador y desvela el impacto del coronavirus en su empleo.

Ron Yu, encordador raquetas Roger Federer. Foto: Eve Edelheit, NY Times
Ron Yu, encordador raquetas Roger Federer. Foto: Eve Edelheit, NY Times

En el tenis cualquier detalle es importante y los tenistas desarrollan una sensibilidad con sus raquetas que pone a prueba continuamente a una profesión tan apasionante como desconocida para el gran público, como es la de encordador de raquetas. En España, esta figura se asocia inmediatamente al mediático Xavi Segura, uno de los mejores encordadores del mundo en el que la plana mayor del tenis nacional confía ciegamente y que acompaña a Rafael Nadal a muchos torneos, pero no es el único. Posiblemente, algunos se hayan preguntado en cierta ocasión quién es el encargado de poner a punto las raquetas de otros de los mejores del planeta. Ron Yu es la respuesta a esa pregunta en referencia al caso del Roger Federer y en esta entrevista con el NY Times desgrana su vida y sentimientos respecto al tenis.

Su locura por este deporte se hizo irreversible mientras estudiaba en la Universidad Georgia Tech. "Empecé a trabajar en una tienda de tenis para ganar algo de dinero y poder sufragar mis gastos. Me enamoré tan profundamente de este deporte y pasaba tanto tiempo allí, que acabé dejando la carrera. Me di cuenta de que estudiar no era lo mío", desvela este hombre de padres surcoreanos, que emigraron a Estados Unidos cuando él apenas era un bebé. Jugador habitual desde niño, pronto se percató de su habilidad para entender el funcionamiento de los distintos tipos de cordaje, establecer los ideales y la tensión adecuada para cada jugador y preparar grips.

La evolución de las raquetas y los cordajes a lo largo de la historia

La evolución de las raquetas y los cordajes a lo largo de la historia

Conforme fueron pasando los años, los avances tecnológicos han permitido que las raquetas y los cordajes evolucionaran. Hacemos un repaso a la historia.

Seguir leyendo

Reclutado por la empresa Priority One, líder en el mantenimiento de raquetas para profesionales y fundada por el ex-encordador de Pete Sampras, Nate Ferguson, nuestro hombre entró a formar parte de un selecto panel de profesionales que trabajan con la flor y nata del circuito desde 2001. Desempeñó un papel fundamental en títulos de Grand Slam cosechados por André Agassi, Lleyton Hewitt o Stan Wawrinka, aunque su trabajo se ha centrado, casi en su totalidad, en las raquetas de Roger Federer, cliente de esta empresa desde 2004.

Esto funciona así. Los profesionales de Priority One son contratados por la organización de Grand Slams y Masters 1000, en su mayoría, y allí encuerdan las raquetas de los jugadores que tienen contrato con ellos y, puntualmente de otros, aunque generalmente hay un equipo propio del torneo que se dedica a ofrecer servicios a todos los que no tengan encordador propio o estén ligados a esta empresa. "El tenis ha cambiado mucho en los últimos años y uno de los factores clave ha sido la sustitución de los cordajes de tripa natural por mixtos", declara Yu. "Se puede dar mucho efecto a la bola y a una velocidad enorme, y existen golpes que con otro tipo de cordaje no se podrían hacer, como passings cruzados in extremis a la altura de la rodilla, por ejemplo", asegura el entendido en la materia.

"Solía viajar 33 semanas al año de torneo en torneo, aunque desde hace un par de temporadas pedí bajar a 26, necesitaba moderar el ritmo", desvela un hombre que, por tanto, está la mitad del año viajando y ofeciendo servicio a los mejores del mundo. Sin embargo, su empleo, como el de tantos otros, se ve afectado por el coronavirus. "Nosotros cobramos por raqueta trabajada, tanto en encordado como en personalización cuando compiten, por lo que nuestros ingresos se han reducido casi a 0 ahora mismo", comenta Ron, que habitualmente trabaja entre 25 y 30 raquetas diarias, y ahora solo hace 2 para algún profesional que ha comenzado a entrenar.

Priority One se ha visto obligado a prescindir de los servicios de algún eminente encordador, como Glynn Roberts, habitual encargado de las raquetas de Novak Djokovic y Andy Murray. Ron Yu ha tenido que buscar un trabajo parcial en Tampa para poder sobrevivir a esta situación. "Echo mucho de menos la vida en el circuito y esta situación me ha hecho darme cuenta de todo lo que amo este deporte. Lo que estamos viviendo es devastador para el mundo del tenis, hay mucha gente que da servicio a los tenistas y ahora mismo están en una situación crítica", declara.

"Cuando estoy mal pienso en todo lo que he vivido y en las ganas que tengo de volver a la normalidad. Mi madre lleva años contando a todo el mundo que su hijo es el encordador de Roger Federer y además es su amigo. Está muy orgullosa de mí y no quiero que nada cambie". Impactantes declaraciones de Ron Yu que dejan al descubierto una difícil realidad para mucha gente del mundo del tenis cuyo trabajo es esencial, pero que no tienen la visibilidad merecida. Por el bien de todos, ojalá el tenis vuelva cuanto antes.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes