¿Por qué los mejores jugadores deben pagar por mí?

Es la pregunta que se hace Arhur De Greef, actual 324º del ranking ATP. El belga, pese a verse beneficiado del Fondo de Ayudas, no cree que sea lo correcto.

Arthur De Greef. Fuente: Getty
Arthur De Greef. Fuente: Getty

Después de escuchar tantas voces, algunos a favor y otras en contra, todavía seguimos sin tener del todo claro si el Fondo de Ayudas que crearon los mejores tenistas del circuito ATP para tender la mano económicamente a los de abajo ha sido o no una buena decisión. Es evidente que, en cuanto a solidaridad y urgencia, ha sido la mejor y quizá la única opción. Pero claro, este camino ha tapado la vía más lógica, una en la que la propia ATP y la iTF debían dar un paso al frente para proteger a los protagonistas de este deporte. Solo echando un vistazo al vestuario masculino se puede ver que ni siquiera entre ellos se ponen de acuerdo.

Hoy rescatamos las declaraciones de uno de tantos jugadores que no son protagonistas en el día a día, uno que nunca estuvo dentro de los cien mejores y que actualmente se encuentra fuera del top300. Arthur de Greef, tenista belga de 28 años, expresó su opinión en una entrevista para el medio local RTBF y, sinceramente, su punto de vista fue tan honesto como inesperado.

Antes de llegar al quid de la cuestión, el jugador de Bruselas celebra como el resto de sus compañeros de profesión el regreso a los entrenamientos en pista. “Estoy feliz, por supuesto, aunque debo admitir que esta parada forzada también fue agradable, pude pasar más tiempo con mi novia y mi familia. Ahora estamos en un momento extraño, el tenis volverá pero no sabemos cuándo, no hay ninguna meta establecida”, confiesa el diestro. “En mi caso, soy de los que piensa que el circuito no se reanudará hasta enero de 2021, algo que me perjudicará todavía más después de haber estado dos meses practicando para volver tras una lesión de espalda. Esta crisis detuvo todo”, valora tras estos últimos meses.

Llegando al tema de las ayudas económicas, De Greef deja la demagogia a un lado y afirma que ni está pasando hambre, ni sufre para pagar sus facturas, ni está en una situación límite en ningún caso. ¿Será un caso puntual o es una realidad distinta a la que nos han contado? “La Federación me ha apoyado desde que tenía 12 años y he tenido la suerte de disputar los torneos de Grand Slam en las cinco últimas temporadas. Por el momento no tengo ganancias, pero tampoco tarifas, ya que no estoy jugando ni viajando a ningún torneo. Tampoco me olvido de mis patrocinadores, los cuales siguen ayudándome”, subraya el hombre que llegó a ser 113 del mundo hace tres temporadas.

Así es como llegamos finalmente al famoso Fondo de Ayudas, el cual tendría luz verde para echarle un cable al propio Arthur. “En mi caso, cumplo perfectamente los criterios por mi clasificación, aunque todavía no tenemos los detalles exactos. No sé muy bien cómo tomarme este gesto, me cuesta entender por qué deben ser los jugadores quienes deban contribuir con este tipo de iniciativas. Conozco a muchos jugadores que en su momento estuvieron en los consejos de la ATP y salieron de inmediato al ver que ahí dentro no se movía nada”, sorprende el belga.

Mientras seguimos entrelazando opiniones de todo tipo, De Greef celebra su nueva faceta como director del Club de Tenis Gerontart. “Es una gran noticia que esté abierto nuevamente, estamos felices de ver de nuevo a nuestros miembros, cada jugador está respetando las reglas de seguridad al detalle. Me hice cargo de este club junto a mi padre el pasado mes de enero, aunque a toro pasado quizá no fuera el mejor momento, pero estamos tratando de mantener una actitud positiva. La situación es complicada para todo el mundo, así que nosotros no somos quiénes para quejarnos”, concluye.

Comentarios recientes