El tenis profesional volverá a España el 10 de julio

La RFET confirma la creación de la Liga MAPFRE de Tenis, un compendio de eventos a nivel nacional a lo largo de todo el año 2020.

El equipo español de Copa Davis. Fuente: Getty
El equipo español de Copa Davis. Fuente: Getty

El tenis español se va a acercando a una vuelta a nivel profesional. A nivel nacional solo puede darse dentro del marco de la desescalada, y esto indica por tanto seuir unos protocolos de seguridad que prohibirán el acceso del público a cualquier evento. Pero eso no impedirá el lanzamiento de ese circuito de torneos nacionales tan comentado a lo largo de los últimos días y que ya tiene nombre: la Liga MAPFRE de Tenis.

Esta liga tiene fecha de inicio. Dará el pistoletazo de salida el 10 de julio, y también se ha dado a conocer el lugar donde dará comienzo la vuelta del tenis competitivo: en el Club de Tenis de Lleida. La competición dará inicio del viernes y tendrá como formato de juego un cuadro de ocho jugadores. Será un formato clásico, perfecto para que los mejores vayan afilando las espadas y buscando en el cara a cara el ritmo competitivo de la que esta pandemia les ha despojado. Sin embargo, este no será el único formato por el cual apostará esta nueva competición: irá alternándose de forma equitativa con un evento por equipos, con dos conjuntos de cinco tenistas cada uno batiéndose por la victoria mediante un sistema de puntuaciones aún por determinar. Así pues, podríamos ver a los mejores tenistas españoles, ya sean Rafa Nadal, Roberto Bautista, Pablo Carreño o Feliciano López competir de forma conjunta para llevar a su escuadra a la victoria.

Si la primera fecha será en la ciudad catalana de Lleida, el diario MARCA anunció hace pocos días que las otras sedes de esta Liga MAPFRE serán Madrid, Villena (Alicante) y Sevilla. El evento en la capital de España tendría lugar en el Club de Campo, la Academia Equelite daría vida al campeonato de la Comunidad Valenciana (tal y como hace con el Challenger de Villena, imposible de disputar este año) y el céntrico Real Club de Tenis Betis hará lo propio con el torneo en la capital andaluza (de nuevo, idéntica plaza que la del Challenger de Sevilla, que si bien no ha sido cancelado oficialmente, podría suspenderse si la ATP decidiese retrasar el aplazamiento de cualquier evento bajo su mandato; el Challenger se disputa en septiembre). El hecho de que exista y esté totalmente perfilada esta gira de exhibiciones por todo el territorio nacional es una señal más que evidente del poco optimismo de los órganos de gobierno con respecto a una posible vuelta de eventos profesionales de carácater global en este 2020.

Además, la RFET confirmó que también existirá un torneo para las chicas, que también harán una gira por todo nuestro país. Los detalles de estos eventos y sus correspondientes fechas aún están concretarse. Por último, un operador de televisión de cobertura nacional, que no ha sido especificado en el comunicado, ha comprado los derechos de la competición, dando la posibilidad a los aficionados de poder disfrutar del mejor tenis español en abierto. Como siempre siguiendo las indicaciones dadas por el Consejo Superior de Deportes y a falta de lo que digan la WTA y la ATP, el tenis se prepara para volver en nuestros territorios. Lleida será la primera parada, y aunque esté prácticamente a dos meses vista, por fin empieza a verse la luz al final del túnel.

Comentarios recientes