Mardy Fish y un testimonio indispensable

El estadounidense Mardy Fish comparte su estado emocional en pleno confinamiento, después de volver a experimentar algunos problemas de ansiedad recientes.

Mardy Fish revela recientes problemas de ansiedad. Foto: Getty
Mardy Fish revela recientes problemas de ansiedad. Foto: Getty

Una de las tristes consecuencias del confinamiento tiene que ver con la salud mental. Sea por la propia ansiedad generada por el aislamiento, la pérdida del trabajo o los traumas pasados que pueden rebrotar, lo cierto es que es un tiempo que complica y multiplica los problemas psicológicos relacionados con la ansiedad, los trastornos mentales, también alimenticios o sociales. Extrapolando esta realidad al mundo del tenis profesional, es importante el valor y la capacidad que ha tenido Mardy Fish para compartir su experiencia en esta cuarentena para poder ayudar a los que están sufriendo casos similares.

Para quien no lo recuerde, Mardy Fish sufrió un trastorno de ansiedad severo en mitad de su mejor momento como tenista. Y en estos días ha vuelto a experimentar algo muy parecido. En una carta escrita por el exjugador en la web de la ATP, Mardy pone en contexto, recuerda los orígenes y completa sus reflexiones con la intención de poder ayudar a quienes necesitan un respiro y una inspiración ante trastornos parecidos.

"Es bastante difícil lidiar con las repercusiones de este virus y cómo ha cambiado nuestras vidas. Pero a principios de abril, pasé por uno de los días más difíciles que he tenido en años. Sin embargo, no estaba enfermo. No tenía nada que ver con la COVID-19. Tuve que dejar algo en la casa de mi suegro, así que me subí a mi coche por primera vez en tres semanas. Estaba emocionado de subirme al coche y salir de la casa, aunque solo fuera por 10 minutos. La policía me detuvo por no usar el intermitente cuando estaba cambiando de carril. Era solo una multa, no el fin del mundo. El problema es que eso me retrasó. Se suponía que debía llegar a casa a las 16h para celebrar la Pascua judía (mi mujer es judía), a través de Zoom. Llegué a las 16:30h y la familia preguntaba dónde estaba. No estaban enojados ni nada, solo era curiosidad. Pero aún así, me derrumbé. La última vez que lloré fue en agosto de 2013 después de retirarme de un partido en Winston-Salem. No soy una persona emocional. No lloro. Pero me derrumbé".

- Mardy Fish cuenta cómo comenzó y se desarrolló el germen de todo. En 2012.

"Algunos de ustedes pueden saber que he luchado con una enfermedad mental. Voy a hablar un poco sobre eso en esta historia y también les daré algunos consejos que me han ayudado y podrían ayudarlos a ustedes también. Mi trastorno de ansiedad apareció por primera vez en 2012, cuando estaba uno de los mejores momentos de mi vida como jugador. El año anterior, llegué al Top-10 y califiqué para las Nitto ATP Finals. Mis problemas surgieron a principios de temporada, pero llegaron a un punto crítico en el US Open. Durante mi partido de tercera ronda, tuve mi primer y único ataque de ansiedad en una pista de tenis. Estaba jugando contra Gilles Simon en horario estelar del Arthur Ashe Stadium, el mayor recinto de tenis del mundo. Toda la atención estaba en mí. Esos fueron los momentos para los que pasé toda mi vida trabajando. Soñé con estar en esa situación.

De alguna manera, lo superé con una victoria, teniendo la oportunidad de jugar contra Roger Federer. Pero un par de días después, cuando me dirigía al Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de la USTA para ese partido, me estaba volviendo loco en el transporte del torneo. Estaba teniendo ataques de ansiedad aproximadamente cada 10 o 15 minutos. Tuve la mayor oportunidad de mi vida justo frente a mí, pero no pude jugar el partido. Me retiré de mi torneo favorito y no volvería a jugar el resto del año. Cuando regresé a California, no salí de mi casa durante casi cuatro meses. No me interesaba salir, y solo lo hice para ver a mi psiquiatra. Mi esposa fue un ángel durante todo ese tiempo. No sé si aún estaría aquí sin ella. Así de mal estaba. Mi esposa básicamente puso su vida en espera para ser mi apoyo, y no puedo agradecerle lo suficiente por eso. Algunas de las peores historias sobre salud mental involucran a personas sin un sistema de apoyo."

- Para Fish, es muy difícil saber, reconocer y aceptar que tienes una enfermedad mental y no que son episodios pasajeros.

"Una de las claves que aprendí al tratar la enfermedad mental es lo importante que es identificarla. Casi estás atrapado en un estado de negación. Los estigmas que rodean la enfermedad mental hacen que trates de convencerte de que no hay nada malo en ti, y eso hace que la enfermedad sea aún más peligrosa. Necesitaba identificar lo que estaba pasando y entenderlo. La enfermedad mental es muy real, pero también es bastante normal. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, casi uno de cada cinco adultos estadounidenses viven con enfermedades mentales. Eso es decenas de millones de personas que sufren de ello.

Una de las partes más difíciles de lidiar con mi enfermedad mental fue no conocer a nadie que haya luchado contra algo similar. No pude confiar en la experiencia de un amigo o familiar. No tenía un modelo a seguir en el deporte profesional para tener en cuenta en ese sentido. No estaba al tanto de un atleta que había hablado sobre sus experiencias. Es difícil cuando lo estás pasando, pero está bien no estar bien. Cuando en el fondo sabes que algo está mal, mantenerlo dentro puede llevarte por el camino equivocado. Obtener ayuda es fundamental. Con todo lo que está sucediendo en el mundo en este momento con el coronavirus, me imagino el tremendo estrés que enfrenta la gente, desde estar atrapado en un apartamento hasta preocuparse por tener ingresos. Es difícil ir físicamente al médico en este momento, pero si algo está mal, no tengas miedo de hablar con la gente al respecto."

- Por último, Mardy Fish aporta su experiencia puramente personal para tratar los momentos más difíciles.

"Hablar sobre mis problemas me hizo sentir mejor. Retenía cada vez menos ansiedad cuando hablaba de ello con amigos u otras personas en mi vida. También es normal ver a un profesional. No sé dónde estaría sin tener medicamentos para ayudar a iniciar el proceso de curación. Hubiera sido realmente difícil hacerlo solo. Terminé progresando lo suficiente para jugar cuatro torneos en 2015 para poder retirarme como quería. Trabajé toda mi vida para ser tenista profesional, y si iba a retirarme, sería yo quien tomaría esa decisión, no mi enfermedad mental.

Personas de todos los ámbitos de la vida me han contactado, desde personas de las que has oído hablar hasta otras personas que no conoces. He tenido muchas conversaciones sinceras con personas durante el proceso. Eso me hizo sentir muy bien y creo que fue algo muy bueno que saliera con mi historia.

A nivel personal lo que hago mucho es "cambiar de canal" con los pensamientos negativos. Si no me siento bien y estoy estresado sobre cuándo vamos a salir de esto, sé que necesito llegar a un lugar feliz mentalmente. Amo el golf, entonces voy a mi campo de golf favorito. Desde los ocho hasta los 16 años, mi familia iba al Roaring Gap Country Club en las montañas Blue Ridge de Carolina del Norte todos los veranos. Mi papá enseñaba tenis, y yo jugaba golf y tenis allí. Ese es un lugar al que podría ir y dejar de pensar en cosas, donde sé que estoy a salvo. Hace poco tuiteé sobre luchar con mi trastorno de ansiedad porque sé que si lo estoy pasando, muchas otras personas también lo están. Soy extremadamente afortunado porque tengo seguridad financiera y al menos puedo salir de mi casa para tomar aire fresco si es necesario. Entiendo que no es el caso para muchos que se sienten atrapados, abrumados, estresados ​​o todo lo anterior. Está bien llorar. Está bien mostrar debilidad. Está bien luchar. Cuando estás pasando por esos tiempos oscuros, es increíblemente aterrador. Te sientes solo. Pero lo importante es saber que no lo estás. Hable con sus amigos, vea cómo están sus seres queridos. Durante estos tiempos difíciles, no podemos estar juntos, pero podemos estar allí el uno para el otro. Juntos, superaremos esto."

LA APUESTA del día

Comentarios recientes