Ljubicic: “Cuando acabe con Roger, no entrenaré a nadie más”

El croata descubre algunas de las conversaciones que mantiene a diario con el suizo. “No hemos hablado de 2021, pero Roger piensa que jugará hasta los 100 años”.

Ivan Ljubicic y Roger Federer en un entrenamiento en Shanghái. Fuente: Getty
Ivan Ljubicic y Roger Federer en un entrenamiento en Shanghái. Fuente: Getty

Roger Federer disfruta estos días de su familia en su mansión de Suiza, recuperándose de una operación de rodilla que le apartó de las pistas tras caer en semifinales del pasado Open de Australia. Inmerso en esa relajación extrema que solo te da un confinamiento, es su entrenador, Ivan Ljubicic, el que se ha divertido esta semana dando un par de entrevistas. La última ha sido en La Stampa, donde nos regala algunas curiosidades de su relación con el helvético, además de exponer su opinión sobre ciertos temas de actualidad.

Superados ya los 40 años, la posición del croata es una de las más privilegiadas del tour, de eso no cabe duda. Aunque si lo miramos desde otra perspectiva, llegar al banquillo del mejor de la historia supone haberse pasado el juego, en idioma gamer. Tanto que Ivan ya tiene claro cuál será su próxima aventura. “Al 99%, no entrenaré a nadie más cuando acabe mi etapa con Federer. Actualmente estoy desarrollando mi propia empresa de gestión, LJ Sport Group. Me gustaría desarrollar un nuevo tipo de gestión deportiva, creo que en este momento hay mucha confusión sobre los tipos de contratos. Se necesitan más protecciones. Eso sí, podré seguir como consultor, como ya hago con Borna Coric y otros jóvenes prometedores. Pero bueno, en la vida nunca digas nunca”, confiesa el de Banja Luka.

Su recorrido como entrenador terminará pues en lo más alto, dejando para siempre en el recuerdo su estilo personal. “Desde afuera todos se adhieren a los resultados pero a veces, incluso el propio entrenador no entiende por qué un jugador hace una determinada cosa dentro de la pista”, apunta Ljubicic con su clásico sarcasmo. “Con los mejores jugadores raramente trabajamos en la técnica, es más habitual que nos centremos en los detalles. Estos jugadores ya saben cómo jugar al 100%, un pequeño cambio técnico apenas cambiaría los porcentajes, no hay mucho margen en este aspecto. Un buen entrenador debe saber escuchar y separar el lado emocional del lado objetivo. Mi filosofía es madurar al jugador, que el entrenador no tenga que decidir todo”, subraya desde la experiencia.

¿Y de dónde le vendrá esta manera de entender el tenis al ex Nº3 del mundo? ¿Por qué es un enamorado de la táctica? “Siempre me ha gustado el ajedrez, desde que era un niño. Siempre me ha encantado pensar en estrategias, las cosas rápidas no son para mí. Por ejemplo, nunca podría jugar a un videojuego de Fórmula Uno. Por el contrario, me encanta seguir el World Tour, mi favorito es Magnus Carlsen, sabía siempre cómo cambiar el juego, un poco como Federer. Digamos que Carlsen es el Federer del ajedrez”, compara entre risas.

Esa pasión es tan grande que incluso se la llegó a inculcar al propio Roger. “A veces, cuando tenemos tiempo, jugamos alguna partida. Mi estilo sobre el tablero es siempre ir al ataque, intentar comer tantas piezas como sea posible”, comenta Ljubo, quien se mantiene en contacto diario con su pupilo para ver su evolución. “Durante estos días todavía se está recuperando de su operación de rodilla, así que este largo parón no le ha afectado mucho, de momento. Sin embargo, el objetivo es estar listo para la recuperación, aunque todavía no pensamos en programar nada de cara a 2021. De hecho, él piensa que jugará hasta los 100 años, así que…”

Los días pasan y el circuito profesional no parece tener una fecha clara para volver, así que a Ljubicic solamente le queda lanzar sus hipótesis al aire. “Por un lado, creo que el tenis, como deporte, será de los primeros en reanudarse, pero me temo que a nivel profesional será de los últimos. Dependerá sobre todo de la ATP, pero también de las directivas y los movimientos de cada gobierno. Es difícil imaginar quién será el más beneficiado después de todo esto, quizá le daría alguna ventaja a aquellos que sepan manejar mejor las emociones, pero también es cierto que los ‘veteranos’ tendrán un año más. Será muy interesante, desde luego”, concluye.

Comentarios recientes