El mejor partido de la carrera de Guga Kuerten

Guga Kuerten confiesa su mejor partido como profesional y rememora sus mejores días en Roland Garros, donde ganaría en tres ocasiones.

Guga Kuerten desvela su mejor partido. Foto: ATP
Guga Kuerten desvela su mejor partido. Foto: ATP

No pocas veces, las victorias de más valor de un tenista que es clarament mejor en una superficie sobre todas las demás suele venir en una en la que, añadidias circunstancias de mayor dificultad, el jugador en cuestión brilla menos. Se suma el mérito de tener que adaptarse a un contexto que no domina para sobreponerse y demostrar que allí también su tenis fluye. Fue el caso de Gustavo 'Guga' Kuerten, maestro absoluto sobre tierra batida, que le ha confesado a ESPN que su mejor triunfo llegó en pista dura.

Hace 20 años, el brasileño se presentó en el Masters de final de año, en un terreno donde no era favorito, para cosechar el título y ganar el que considero el mejor partido de toda su trayectoria profesional. "La final del Masters con Agassi fue sin lugar a dudas el mejor partido de mi vida. Es verdad que nadie juega perfecto una final. De hecho, ninguna de las de Roland Garros jugué perfecto. Pero por eso resalto tanto la que me enfrentó a Agassi".

"Esa final ante agassi la jugué perfecto"

En Lisboa, Guga Kuerten entró y salió completamente inspirado del torneo. Venció a Kafelnikov, Sampras y Agassi sobre pista muy rápida. "Fue un cuadro sencillo -irónico-: Kafelnikov, Sampras en semifinales y en la final contra Agassi. Se dio todo."

Guga Kuerten, que habló por Instagram con ESPN, comentó también su primera hazaña en Roland Garros, levantando el título siendo número 66 del mundo. "Seis meses antes, a finales de 1996, yo veía que con estar Top-100 ya estaba bien. No esperaba algún día ser N°1 del mundo. Entré en cuartos de final, ante Kafelnikov, sin pensar que podía vencerle. Él era muy favorito. Y aun ganando yo el primer set él empezó a jugar un tenis de otro planeta y me lo dio vuelta. Yo no podía imaginar que más adelante iba a tener más oportunidades. Para mí también aquella podía ser la última. Entonces simplemente empecé a jugar. Me decía a mí mismo: 'Es la pista central de Roland Garros, Guga, no te quedes maldiciendo'. Después del cuarto parcial vi que él estaba más cansado y ahí fui a por el partido".

Comentarios recientes